“Nosotros tenemos la obligación de estar involucrados y las familias de recibir la información independientemente de dónde esté radicada la investigación. Nosotros solicitamos la información oficial porque queremos saber de qué se trata, cuántas personas son, fuimos al lugar dónde está la fosa y únicamente nos dejaron pasar hasta donde está el acordonamiento”. Karla Quintana Osuna

Con Carlos Zamarripa ha topado la Comisionada Nacional de Búsqueda mientras los panistas, of course, se tiran al piso y defienden a capa y espada al Fiscal.

La decisión que asume el PAN de postular a candidatas mujeres en las alcaldías de León e Irapuato, es histórica pero tuvo que vencer no solo los prejuicios y resistencias naturales de un partido conservador como el blanquiazul sino una absurda interpretación de las secuelas que algún diagnóstico del partido en el poder, dejó tras la gestión de Bárbara Botello.

En efecto, alguien les dijo a los panistas que los leoneses habían quedado tan decepcionados del gobierno de Botello que difícilmente volverían a votar por una mujer. Un argumento, tapizado de misoginia que los estrategas azules creyeron a pie juntillas, por lo menos hace 3 años cuando se abrió la posibilidad de que Alejandra Gutiérrez fuese la candidata.

El hoy exiliado del panismo Daniel Campos, diputado local en ese momento hace un trienio, la destapó en un evento privado pero el PAN realmente llegó a creer que los electores leoneses se resistirían a votar por una candidata.

Hoy, el PAN literalmente no tenía otra opción si no quería más de lo mismo. Pero la pregunta ahora es si el destape de Libia Denisse García Muñoz Ledo representa en realidad un acto de rebeldía a la línea o determinación previa de cargar los dados a favor de Gutiérrez Campos o si es parte de un guión predeterminado.

Pongámoslo en plata. No es una postura equivalente a la de Ricardo Sheffield quien en 2015 se saltó las trancas y estuvo a punto de hacer naufragar el dedazo panista para la candidatura a alcalde en León que estaba dirigido al hoy gobernador, Diego Sinhue Rodríguez Vallejo. Sheffield tensó tanto la cuerda que obligó a que surgiera un tercero en discordia porque si se hubieran respetado las reglas de aquel proceso y con el CEN a cargo de Gustavo Madero, les habría hecho la travesura al grupo en el poder.

En 2018, Miguel Márquez y Diego Sinhue fueron previsores. Sabían que Sheffield lo intentaría de nuevo y no le dejaron opción más que marcharse del PAN.

Volvamos al momento actual. La diputada Libia Denisse García no es una kamikaze que se va a inmolar y a tensar la cuerda al extremo. Sabe perfectamente que la inclinación del oficialismo azul, los designios del gobernador son favorables a su compañera Gutiérrez Campos que desde hace un par de meses cabildea sus aspiraciones en las mesas y sobremesas de los poderes fácticos en León.

Ha hecho conexiones con empresarios afines a Rodríguez Vallejo. Otros, al viejo estilo priista, “le adivinaron el pensamiento” al mandatario estatal y le piden que sea la presidenta de la comisión de Hacienda, la candidata.

Alejandra Gutiérrez perteneció al grupo cercano a Ricardo Sheffield cuando este fue alcalde de León en 2009, fue segunda del Tesorero Antonio Obregón y luego logró ser la titula y gracias a esa alianza, logró ser diputada federal. Luego mutó al oficialismo. Es joven y actualmente es presidenta de la comisión de Hacienda. Técnicamente bien dotada con habilidades políticas aun por explotar.

Libia Denisse tiene menos camino recorrido en las grandes ligas de la política local. Se reeligió en el cargo tras su primera incursión en la pasada legislatura. Ha aprovechado con creces su oportunidad de encabezar una de las comisiones más importantes del Congreso y se ha dado tiempo para posicionarse con una bandera poco socorrida en el PAN: la violencia contra las mujeres en el ámbito digital.

Nada pierde con su apuesta de desafiar a quien parece ser la favorecida de antemano en León por el dedo mayor. El proceso le servirá para darse a conocer en ámbitos donde no ha penetrado y volverse un personaje útil y hasta indispensable para un panismo que tiene como seria amenaza la soberbia, el chambismo y el arribismo de muchos de sus militantes.

García Muñoz Ledo ya ganó el derecho de competir en encuestas y de colocarse como precandidata. Su buena sintonía con adversarias políticas es un plus que le puede abrir nuevos ámbitos incluso antes de que concluya esta legislatura y cargos ejecutivos en el siguiente trienio, incluso en la misma administración si el PAN refrenda la alcaldía leonesa.

En resumen, los procesos de designación del PAN en Guanajuato y el de León en concreto, están diseñados para este tipo de competencias sin desbordar las pasiones. En el trayecto, habrá imprevistos, revelaciones y sorpresas que siempre dan espacio para el plan B y esto incluye incluso cambio de género o que la ungida sea otra. Poco probable pero no imposible.

No sería descabellado pensar en una fórmula, si el PAN retiene León con Gutiérrez Campos en la alcaldía y Libia en la secretaría de Ayuntamiento.

Mera especulación por el momento. Ya veremos.

Por cierto, el calendario del PAN para definir sus candidatos a la alcaldía marca que habrá designaciones hasta febrero de 2021. El calendario trazado por la comisión permanente marca el arranque del proceso el 8 de diciembre cuando se lance la convocatoria o “invitación”.

Entre el 8 y el 19 de diciembre se darán los registros de los precandidatos y precandidatas. Podrán ser militantes o ciudadanos. A partir de que sea aceptado el registro, iniciará el proceso interno. Habría reuniones con militantes, “focus  groups”, encuestas y algunas otras mediciones. El tipo de precampaña estará sujeto a las condiciones imperantes para diciembre y enero en cuestiones sanitarias por la pandemia.

SÁNCHEZ CASTELLANOS: DEL REGRESO AL CCE LEÓN A LAS PUERTAS DE LA BOLETA ELECTORAL

Hace exactamente 3 años José Arturo Sánchez Castellanos era ungido como nuevo presidente del Consejo Coordinador Empresarial de León y los medios le cuestionaban su pasado priista luego de que había sido regidor del Ayuntamiento en la administración de Ricardo Sheffield.

Hoy, Sánchez Castellanos que recién terminó su encargo sale en condiciones muy diferentes e incluso su militancia priista ya quedó en el olvido y se perfila como uno de los candidatos al Congreso federal por el partido que gobierna en Guanajuato.

“En este período que se avecina tenemos muchos temas importantes para el sector empresarial, temas propios como el fortalecimiento de las empresas, el desarrollo de nuestro estado (…) pero por supuesto el tema electoral no puede ser un tema más. En el año que se avecina vienen momentos muy importantes para nuestro país y para nuestro estado y nuestra ciudad  y la voz de los empresarios es muy importante y evidentemente vamos a hacer que esta sea escuchada, que sea atendida por los diversos candidatos que vayan a postular los diferentes partidos e incluso independientes, en el proceso que se avecina”.

Eso era lo que decía hace 3 años el hombre que regresaba al mismo cargo que ya había ejercido 20 años antes.

Pero mucha agua ha corrido debajo del río en este lapso. José Arturo ha sido un crítico incómodo para los titulares de la Fiscalía y de la secretaría de Seguridad en la entidad.

Un activista de un modelo de seguridad en León venido a menos en los últimos meses.

Sánchez Castellanos ha sido como alguna vez le comente aquí, la expresión misma de la escasez de contrapesos serios en el estado. Habrá quienes cuestionen sus múltiples cachuchas simultáneas. Es líder del CCE León, integrante de la Mesa de Seguridad en esta ciudad, integrante del Consejo de Seguridad en el Estado y miembro del Fideicomiso que administra una parte de los recursos del Impuesto sobre Nóminas.

Suficientes trincheras para estar enterado de todo, interactuar con los gobernantes y ponerse a veces el traje de villano y en otras el traje de aliado. Justo, este es el próximo traje que próximamente portaría.

PANDEMIA EN GUANAJUATO: SEMÁFORO NARANJA CON TENDENCIA A ROJO

Dice el secretario de Salud del estado, Daniel Díaz Martínez, que el virus Sars-Cov2 no sabe de semáforos epidemiológicos y que Guanajuato será rojo si no ser atiende las recomendaciones de la autoridad.

La mejor forma de decirlo es que más bien, los ciudadanos guanajuatenses parecen no entender de semáforos y desde hace varias semanas la movilidad parece más bien de vieja normalidad e invita a pensar que estamos más cerca de llegar al semáforo rojo en lugar de volver al amarillo en dos semanas.

Guanajuato se mantiene a nivel nacional según el Centro de Información Geográfica de la UNAM en el tercer lugar de casos activos de Covid-19 con 2 mil 515, cada vez más cerca de Nuevo León (3 mil 144) que es segundo y más lejos de Durango que es cuarto con 2095 y que por cierto es una de las dos entidades que está en rojo.

Pero ojo, León sigue escalando en los casos activos que representan el potencial de la propagación de la pandemia. Hace una semana, León estaba en el décimo lugar de municipios.

Pero ayer ya estaba en octavo con 571 a cuatro casos del siete que es Puebla con 575. Querétaro sigue siendo el primero con mil 345 y le siguen en ese orden Durango, Monterrey, Torreón, Guadalajara y Alvaro Obregón. Irapuato y Celaya también escalaron algunos peldaños. Hace una semana estaban en los lugares 34 y 36. Ahora están en 32 y 33 con260 y 255 casos respectivamente. Salamanca está en 47 con 175 casos activos.

Eso dicen las cifras pero la movilidad, sin lugar a dudas, viene incrementándose a juzgar por lo que se ve en plazas públicas, restaurantes, bares y en las calles de los municipios.

Se veía venir. Después del confinamiento cuando se empezaron a abrir las actividades, se comentó que difícilmente, lo que se abría podría volver a cerrarse en los hechos.

Cada semana, las autoridades ofrecen un reporte de fiestas, bailes y eventos sociales clausurados. Bares y restaurantes que no cumplen con el aforo. Y el punto no es los que son clausurados sino el universo que estos sancionados representan en el concierto de todos los que no cumplen.

Pensar que mágicamente, los establecimientos reducirán sus aforos y restringirán más el ingreso de clientes es iluso. El gobernador Diego Sinhue poco afecto a castigar la economía estará ahora sí en un dilema.

Y más porque, de manera apresurada se anunció que masivos como la Feria de León se van a realizar con restricciones sanitarias. Hoy, a 2 meses de su arranque, es imposible imaginarnos semejante evento cuando las medidas se han relajado y el gobierno estatal se resiste a volver a replegar la economía.