Fernando Velázquez

Foto: Cristina Muñoz

León.- Los papás de Víctor Ricardo Briseño Rangel, uno de los 5 trabajadores que murieron mientras laboraban en una planta del SAPAL, exigieron a la paramunicipal no tratar de compensar la pérdida de su hijo con una indemnización de apenas un mes de sueldo.

En conferencia de prensa, sostuvieron que el fallecimiento de Víctor y los otros cuatro empleados se debió a las malas condiciones del módulo de desbaste de la planta de tratamiento municipal.

Sin embargo, a pesar de eso, SAPAL ofrece reparar el daño con solo 30 días de salario, y busca que el finiquito y seguro de vida que por ley les corresponde, también sean tomados en cuenta como indemnización otorgada por la paramunicipal.

Por lo anterior, indicaron que buscarán asesoría legal para verificar qué acciones emprender al respecto, pero también hicieron un llamado a la Secretaría del Trabajo y a Protección Civil para que revisen las instalaciones de la planta y no se repita la tragedia ocurrida el 13 de noviembre.

Te podría interesar:

SZ