Agencias

Ciudad de México.- Aaron Rodgers acaparó los reflectores en el duelo de ayer, donde los Packers de Green Bay lograron el pase a la final de Conferencia Nacional al doblegar a los Rams de los Ángeles, en el primer partido de ronda divisional de estos playoffs.

Rodgers lanzó dos pases de anotación y consiguió otro touchdown mediante un acarreo para que los Packers, primeros preclasificados de la Nacional (NFC), derrotaran por 32-18.

El potente ataque de Green Bay superó a la férrea defensiva de los Rams durante buena parte del duelo. Los Packers no permitieron que Rodgers fuera capturado pese a carecer de su tackle izquierdo David Bakhtiari, elegido All-Pro. En cambio, Green Bay capturó a Jared Goff en cuatro ocasiones.

El marsical de Green Bay respondió con 296 yardas por aire y dos pases para touchdown, además de una anotación terrestre, que llegó en el momento más oportuno. Asimismo, el ataque terrestre estuvo activo, Aaron Jones terminó con 99 yardas y un touchdown, además de Jamaal Williams, que con 65 logró buenas posiciones de campo.

Los Packers llegaron a la final de la NFC por cuarta vez en sus últimas siete temporadas. Buscan disputar su primer Super Bowl en una década.

El duelo por el campeonato de la NFC se disputará en el Lambeau Field por primera vez desde 2007, cuando los Packers cayeron ante los Giants de Nueva York por 23-20 en tiempo extra.

El sueño continúa

Los Buffalo Bills son una realidad, se metieron al juego de campeonato de la Conferencia Americana después de 27 años y quieren PARA HOY: vs. vs. 14:05 hrs. 17:40 hrs. extender el sueño. Ayer vencieron 17-3 a los Baltimore Ravens y el cielo es su límite.

La ‘Bills Mafia’ está encantada con el nivel de juego que presentan Josh Allen (206 yardas y un pase de TD), Stefon Diggs (106 yds y un TD) y el resto de jugadores que conforman el equipo de Sean McDermott, que a pesar del viento, lograron imponerse.

Y ya que hablamos del viento, fue el principal enemigo de los pateadores. El normalmente efectivo Justin Tucker falló dos intentos, que pudieron haber cambiado el rumbo del partido.

Los Ravens se fueron desmoronando poco a poco. En dos jugadas entregaron el partido; primero la intercepción de 101 yardas de Taron Johnson y después un fuerte golpe a Lamar Jackson, que terminó sacándolo del partido.

ndr