La (im) posible Feria León 2021

DE EMOCIÓN. Si reina la sensatez, en el tema de la Feria de León más que debatir si se hace o no este año es elegir el momento en el que van a anunciar que definitivamente “se pospone” para el 2022.

NO HAY MODO. No hay manera de pensar que este año se puede realizar un evento masivo que convoca a 5 millones de personas en 28 días con todo y las medidas de sanidad que se le ocurra, la sana distancia, los eventos en espacios abiertos.

LA PREGUNTA. O de otra forma: ¿Cuál es el afán y la persistencia del gobernador Diego Sinhue Rodríguez Vallejo de agotar la última esperanza para realizar la Feria de León 2021 pese a que la pandemia no cede y no se ven condiciones para realizar un evento de tal magnitud en los meses por venir?

VA PORQUE VA. En sentido estricto no tendría porque haber sorpresa con la postura del jefe del ejecutivo estatal porque en octubre del año pasado, dijo que habría Feria en León fuera como fuera.

SUS PALABRAS. “Vienen otros eventos, de una vez anunciarles que el próximo año; de que va haber feria, habrá Feria de León, con todos los protocolos, con cuidado porque esto va para largo hay que irnos preparando para adaptarnos, el uso de cubrebocas y gel, sana distancia”, declaró en ese momento.

EN CONCRETO. Dijo entonces que tendría que haber semáforo verde para que el evento se concretara y que esperaba que para enero ya se diera esa condición.

DE MAL EN PEOR. En ese momento, la pandemia mostraba el nivel más bajo en contagios y muertes. Pero nunca como para anunciar el evento en enero. En diciembre cuando comenzaba a arreciar la segunda ola de contagios, se anunció el diferimiento para el mes de marzo.

PARA QUÉ TANTO BRINCO…

LA TORMENTA NO CEDE. Lo cierto es que diciembre y sobre todo enero, han sido los meses más oscuros para la pandemia porque no solo Guanajuato no ha salido del semáforo rojo sino que la letalidad se ha incrementado de manera importante. Sigue siendo de las más bajas del país pero con respecto a la de julio del año pasado es notablemente superior.

ILÓGICO. ¿Y si se canceló ya la Feria de las Fresas que se celebra en Irapuato por parte de las autoridades municipales, la de León porqué sí tendría que realizarse?

ARGUMENTO. La de San Marcos del vecino estado de Aguascalientes, una de las más populares del país, se difirió y no se realizará en abril. El gobernador Martín Orozco declaró que mientras no haya certeza del plan de vacunación no habría nueva fecha.

CLARITO. ¿La misma lógica tendría que aplicar para la de León o no? Alguien cree que al menos el 50% de la población esté vacunado en los siguientes 6 meses.

COMPLICACIONES. El nuevo diferimiento de la Feria de León para el verano lo realiza el mismísimo gobernador Diego Sinhue Rodríguez Vallejo. No es fácil decir que no habrá este evento que estrenaría en este 2021 una nueva imagen, con mejores y más funcionales instalaciones.

SENTIMIENTOS Y AMISTADES. La Feria estrella que organiza el flamante presidente Juan Carlos Muñoz que llegó al cargo con el respaldo del gobernador pese a la oposición férrea del ala empresarial que también es cercana al mandatario estatal pero que no quiere nadita a Muñoz Márquez.

JUGAR CON FUEGO. No hay manera de que este evento se lleve a cabo ni siquiera a un 30% de su capacidad y menos aún pensar que el gobierno de Guanajuato se arriesgue a que las concentraciones provoquen un brote en la pandemia que no sabemos cómo se encuentre en el verano pero que no estará bajo control.

CUESTIÓN DE TIEMPO. Esperemos pues serenamente el anuncio de la cancelación definitiva o diferimiento para el 2022 de la Feria leonesa. Simplemente no hay manera de imaginar que las autoridades asuman la irresponsabilidad de ir a contracorriente y organizarla este año.

LA DEL ESTRIBO…

El diputado de Morena Raúl Márquez Albo sostiene que la diputada panista Alejandra Gutiérrez Campos que es candidata a la alcaldía de León, debe reportarse al Congreso en el arranque del nuevo período de sesiones el próximo 15 de febrero.

Alega que ir por otro cargo de elección no es causa justificada para dejar la curul vacante por los 7 meses que restan a esta legislatura y que hay una laguna legal que aprovecha indebidamente la mayoría panista para dejar al Congreso con 35 diputados.

El secretario del Congreso Ricardo Narváez asegura que hay sustento legal en la decisión de Gutiérrez Campos y que incluso, la decisión se cotejó con autoridades electorales. Morena se reserva el derecho de impugnar la decisión.

RECORDAR ES VOLVER A GRILLAR

Ector Jaime y Muñoz Marquez: los damnificados de la foto de la unidad

A propósito de aquella foto que se tomó el gobernador Diego Sinhue Rodríguez Vallejo con Juan Carlos Muñoz, Ector Jaime Ramírez Barba, Alejandra Gutiérrez, Luis Ernesto Ayala  y Héctor López Santillana hace 3 años para reencauzar el dedazo que estaba programado para López Santillana y que estaba a punto de descarrilarse con Humberto Andrade, habría que preguntar si aquellos protagonistas se sienten suficientemente recompensados con el destino.

Y de entrada, uno de los que terminó decepcionado con Miguel Márquez porque el dedazo no le favoreció fue Ector Jaime Ramírez Barba quien fue desdeñado por el entonces mandatario con malos modos.

El doctor tuvo que escuchar que el propio gobernador Miguel Márquez le notificara en plena plenaria de diputados locales azules el pasado viernes que la nominación era para Erandi Bermúdez y no para él.

Ramírez Barba aguantó a pie firme el anuncio y se tuvo que conformar con una candidatura a diputado federal que lo llevó a ganar la elección y lo coloca con posibilidad de reelección.

Las formas no fueron muy atinadas de Márquez quien fue poco conciliador al decantarse por Bermúdez.

Otro que tampoco debe estar muy satisfecho es Juan Carlos Muñoz Márquez quien soñaba con usar la Feria de trampolín para llegar a ser candidato a la alcaldía. Ni siquiera pudo encartarse como aspirante serio y al final, en buena medida, las ilusiones se las llevó la pandemia por Covid 19.

Y qué decir de Alejandra Gutiérrez quien ya hace 3 años había sido promovida como potencial candidata panista a la alcaldía por Daniel Campos Lango y fue bajada en los albores de su aspiración.

A Luis Ernesto Ayala no le fue nada mal. Es secretario de Gobierno y podría ser el próximo pastor de la bancada azul, si gana la elección de diputado.

Y finalmente Héctor López Santillana quien en unos meses termina su  sexenio y que podría tener algún cargo en el gobierno estatal al salir de la actual administración.

En otras palabras, Alejandra Gutiérrez se sacó la rifa del tigre, Juan Carlos Muñoz y Ector Jaime aspiraban a algo más de lo que hoy tienen. Pero todos estarán en la nómina en los siguientes años.

LA IMAGEN DEL DÍA

Otra fosa clandestina: el nuevo aguijón a la fiscalía

La determinación del gobernador Diego Sinhue Rodríguez Vallejo para dar un viraje a la forma omisa en la que Miguel Márquez enfrentó el drama de las fosas clandestinas representa paradójicamente, un lastre para la Fiscalía General de Guanajuato.

Hace unos días, esta instancia encabezada por Carlos Zamarripa dio a conocer el hallazgo de una nueva fosa con cuerpos en los límites de Salamanca e Irapuato.

Los hechos son contundentes y las cifras también. Guanajuato ha escalado en unos cuantos meses al top de las entidades con más cuerpos recuperados en el país.

¿Qué fue lo que cambió? La voluntad política del gobernador en turno. En el sexenio de Márquez ni siquiera se podía llamar a las cosas por su nombre. El término “fosas clandestinas” estaba fuera del vocabulario oficial. Zamarripa hablaba de personas “ausentes” y el mandatario esgrimía tesis inverosímiles para tratar de ocultar el fenómeno.

Y como el tema estaba vedado en el Congreso local y Guanajuato no tenía ni siquiera una comisión de Búsqueda, el asunto quedaba en la marginalidad. Los colectivos de familiares de personas desaparecidos clamaban en el desierto.

Han bastado unos meses para que la realidad quede al descubierto. Muy a su estilo, el Fiscal deja que fluya la información a cuentagotas, celoso siempre del debido proceso.

Pero la información es suficiente como para empezar a calibrar la deuda que tienen las autoridades con decenas de familias que quieren saber qué fue de los suyos después de meses o años.

Y le guste o no a la autoridad, estamos ante un drama que debió conocerse hace algunos años y que atañe directamente a la Fiscalía Estatal. Y otra vez. En la suma de fortalezas y debilidades que implicaba ratificar a Carlos Zamarripa, esta es una debilidad porque no hay forma de culpar al de atrás en las omisiones.

En el día a día del recuento de logros, detenciones y homicidios a la baja, este es un flanco doloroso, una herida que hoy no sabemos siquiera qué tan grande es.