Nayeli García

Irapuato.- El Gobierno Municipal de Irapuato se desistió y pidió al Instituto de Planeación Estadística y Geografía del Estado de Guanajuato (Iplaneg) conservar el uso de suelo agrícola para el predio del Varal, en donde sería construido el relleno sanitario de Aldama.

La solicitud fue realizada el pasado 10 de septiembre, luego de que el Gobierno Municipal perdió el juicio de amparo 585/2020 en el Juzgado Noveno de Distrito, el cuál concedió la suspensión definitiva a los habitantes de Aldama quiénes desde principios de agosto se opusieron a la construcción del relleno sanitario de manejo de residuos especiales.

El alcalde Ricardo Ortiz Gutiérrez envió el oficio PM/342/2020 al director del Iplaneg Juan Pablo Luna Mercado para dar respuesta a seis observaciones de diferentes predios en el que se analiza el uso de suelo, necesario para la actualización del Programa Municipal de Desarrollo Urbano y de Ordenamiento Ecológico, Territorial de Irapuato (PMDUOET).

“En la UGAT 401 en el proyecto de PMDUOET se consideró oriente de la localidad Aldama destinar una zona para infraestructura pública, sin embargo, derivado del complemento del análisis técnico y de diversas manifestaciones de inconformidad por parte de la ciudadanía habitante de la misma localidad se determina que la zona persista con uso de suelo agrícola conforme a la predominancia de la UGAT”, señala el documento, en el que se pide conservar la vocación agrícola de esta, con lo que ya no se permitiría la construcción de ningún tipo de construcción en esta zona.

A través de las redes sociales, los habitantes de Aldama reconocieron la petición presentada por el alcalde ante el Iplaneg, sin embargo señalaron que “como comunidad seguimos esperando que el cambio de uso de suelo pase por sesión de Ayuntamiento” y es que éste fue uno de los argumentos que el alcalde Ricardo Ortiz Gutiérrez señaló como indispensable para la construcción o no del relleno.

Cabe señalar que en el  PMDUOET publicado el 28 de agosto del 2015 el predio del Varal contaba con una clasificación de uso de suelo agrícola con una política de restauración, sin embargo en diciembre del 2017 se inició la actualización del plan municipal, aprobado el 11 de diciembre y 9 días después, el día 20, el IMPLAN emitió una opinión técnica validando el proyecto del Relleno Sanitario de Aldama, en donde hacía mención que se tendría que modificar el uso de suelo de la zona.

La opinión técnica del IMPLAN para el Relleno Sanitario de Aldama quedó plasmada en el oficio IMPLAN/1675/2017 en el que se basó la SMAOT y la Dirección de Ordenamiento Territorial para emitir los permisos correspondientes y el estudio de Impacto Ambiental para este proyecto.

“La evaluación de la compatibilidad en el aspecto urbano se considera factible la construcción del relleno sanitario, por lo cual se deberá de complementar para el análisis y dictamen final lo que se integrara al proceso de actualización del programa (…) no existen políticas, criterios y estrategias que prohíban o limiten el desarrollo de proyectos como el propuesto y por lo tanto la realización es viable debiéndose tramitar e integrar las autorizaciones y permisos que correspondan conforme a la legislación y normatividad ambiental “, señalaba el documento.

Y es que el argumento fue que Irapuato formaba parte del Corredor Industrial y un sitio de disposición final de residuos de manejo especial era necesario para que a mediano y largo plazo se depositarán los residuos de León, Silao, Guanajuato, Salamanca y Cnelaya.