Orienta IMSS a adolescentes para evitar embarazos no planeados

0
COMPARTIR

El 26   de septiembre se celebra el Día Mundial de la Prevención del Embarazo no Planificado en Adolescentes

Redacción

GUANAJUATO.-  Es importante evitar embarazos en adolescentes, debido al riesgo reproductivo que representa, dado que es muy alto el índice de muerte tanto para la madre como para el producto, afirmó médica familiar adscrita al módulo de Planificación Familiar, de la Unidad de Medicina Familiar No. 53, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS),  doctora Yaneth Moreno García.

Señaló que “el embarazo a corta edad tiene riesgo de que la futura madre desarrolle preeclampsia, eclampsia, parto prematuro, frecuencia de infecciones en vías urinarias, entre lo más común”.

El producto puede presentar bajo peso al nacer, a largo plazo alteraciones en el sistema psicomotor, presentar enfermedades como la Espina Bífida y el Síndrome de Muerte Súbita del lactante.  La edad en que existe menos riesgo reproductivo, dijo la especialista,  es de los 20 a los 29 años de edad.

Publicidad

Refirió que para evitar que los jóvenes se embaracen a temprana edad,  personal de Trabajo Social realiza visitas a escuelas para brindar sesiones de orientación sexual e identifica adolescentes que son líderes de grupo, para que ellos transmitan información sobre el tema a sus compañeros, amigos y familiares.

Agregó que los adolescentes que deseen información sobre temas de sexualidad tienen la opción de acudir a su Unidad de Medicina Familiar, al Módulo de Planificación Familiar para solicitar atención y les sean aclaradas sus dudas e incluso iniciar algún método de planificación acorde a sus características, como  parches anticonceptivos, pastillas, inyecciones y el implante subdérmico, que las protege hasta por tres años.

Te podría interesar:  Pide IMSS inculcar buenos hábitos alimenticios a menores

Por último dijo que el embarazo en la adolescencia puede también tener repercusiones sociales y económicas negativas para las muchachas, sus familias y sus comunidades. Muchas adolescentes que se quedan embarazadas se ven obligadas a dejar la escuela. Una adolescente con escasa o ninguna educación tiene menos aptitudes y oportunidades para encontrar un trabajo. Esto puede también tener un costo económico para el país, debido a que se pierden los ingresos anuales que una mujer joven hubiera ganado a lo largo de su vida de no haber tenido un embarazo precoz.