Redacción

Ciudad de México.- El presidente Andrés Manuel López Obrador hizo un llamado a los legisladores de México a definir su postura con respecto a la iniciativa de Reforma Eléctrica que envió al Congreso de la Unión la semana anterior, toda vez que acusó que estar en contra de la misma es “tomar partido del sector privado y no del consumidor”.

Durante su conferencia ‘mañanera’, el líder del Ejecutivo respondió a las declaraciones que el dirigente nacional priista, Alejandro Moreno, hizo este martes, donde indicó que “nadie presiona a su partido para definir su postura con respecto a la iniciativa de reforma”.

“El PRI o los legisladores del PRI —o los legisladores en general, no sólo de un partido—, tienen que definirse, tienen que colocarse en su sitio”, contestó el presidente y recalcó que oponerse a la Reforma Eléctrica es estar a favor de las empresas extranjeras que reciben un subsidio “y que nos pueden llevar a una crisis de apagones o de aumento en las tarifas, como está sucediendo en España”.

“Si se decide apoyar a la Comisión Federal de Electricidad, que es una empresa pública, vamos a tener la garantía de que no va a faltar la energía eléctrica, ya no van a haber apagones, y no va a aumentar el precio de la luz. (…) Los legisladores van a manifestar si están a favor del pueblo, del consumidor, del usuario, o están a favor de las empresas y de los grupos de intereses creados”, aseguró el Presidente.

López Obrador pidió que haya respeto a las decisiones que tomen los y las legisladoras, pero que ellos “asuman su responsabilidad” como representantes del electorado mexicano.

El jefe de Estado indicó que el próximo lunes el secretario de Gobernación, junto con todos los miembros del Gabinete de Energía, explicarán en qué consiste la iniciativa de manera sencilla para que la ciudadanía esté bien informada.

¿Qué busca la Reforma Eléctrica? Estas son sus claves

  • Lograr que la CFE produzca el 54 por ciento de la energía generada en el país. “Esta proporción es indispensable para que se pueda garantizar el abastecimiento y control de un insumo necesario para toda actividad social y económica, la energía eléctrica”, consideró la compañía estatal en un boletín.
  • Desaparecer la figura que mantiene a la CFE como hasta ahora, en subsidiarias y filiales, para constituirla como un solo organismo del Estado “con personalidad jurídica propia”.
  • Proponer una colaboración en generación eléctrica entre la CFE y el sector privado, que se desea “honesta, de buena fe y al servicio” del país. El sector privado participaría hasta en un 46 por ciento de la generación.
  • Desaparecer los contratos de autoabastecimiento y otras figuras derivadas de legislación previa.
  • Desaparecer dos organismos creados para acotar las funciones de la CFE y beneficiar “inequitativamente” a los productores privados: la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) y la Comisión Reguladora de Energía (CRE).
  • Se propone que el Centro Nacional del Control de Energía (Cenace), que garantiza el despacho y las tarifas del sector eléctrico nacional, forme parte de la CFE.
  • Se establece que el litio y demás minerales estratégicos necesarios no serán concesionados para que el Estado mexicano lleve a cabo su exploración y producción. Aunque “las concesiones otorgadas para la extracción de otros minerales permanecerán”, puntualizó la empresa.

ac