María Espino

Guanajuato.- Del 21 al 27 de diciembre van 10 personas que han sido bajadas de camiones del transporte público por no llevar puesto el cubrebocas. Este lunes, los operativos en este medio de transporte continuaron y, hasta el cierre de esta nota, iban dos personas más a las que se les niega el servicio por la misma causa.

Luis Rivera Almanza, director General de Tránsito, Movilidad y Transporte municipal, informó lo anterior y señaló que antes no se habían bajado a personas de los camiones, sino que sólo se hacía un llamado de atención invitando a los usuarios a acatar las recomendaciones.

No obstante, a partir del lunes 21 de diciembre, con el regreso a semáforo rojo, y en apoyo a los operadores de los camiones del transporte público, elementos de Policía Vial han comenzado a bajar a los usuarios que insistan en no usar el cubrebocas.

Recordó que los choferes pueden negar el servicio e impedir que la gente se suba a los camiones si los usuarios no llevan puesto el cubrebocas y/o no se lo quieren poner.

“Ya se venían revisando los camiones todo el tiempo de la pandemia. A los usuarios simplemente se les hacia una recomendación para que lo portaran, pero en este caso, ya habiendo una obligatoriedad del uso de cubrebocas, y viendo que algunas personas en el transporte público no acatan la indicación, a partir de la semana pasada con los elementos que tenemos en la dirección se hacen las revisiones. En el caso de detectarse a algún usuario que no porte el cubrebocas se les pide que desciendan de la unidad”.

Pese a las molestias

Luis Rivera detalló que ha habido ciudadanos que se han molestado porque se les baja de los camiones o porque se les obliga a usar el cubrebocas. Sin embargo, resaltó que han sido más los que han externado apoyo a esta medida y los han felicitado por estas acciones que tienen como único fin cuidar la salud de la población en general y hacer que se respeten las recomendaciones de prevención sugeridas por las instancias de salud para evitar más contagios de Covid-19.

“La semana estuvimos bajando de las unidades a alrededor de unas diez personas. Vemos que la mayoría sí lo cumple, incluso la ciudadanía apoya este tipo de operativos, se reciben comentarios que incluso felicitan a los elementos y al tratarse de un tema de salud sí es importante aplicar estos reglamentos”.

Finalmente, Almanza comentó que aunque las personas que han sido bajadas de los camiones se han molestado, no ha habido enfrentamientos con los elementos de Seguridad, ni se ha tenido que hacer uso de la fuerza pública, ni se ha llevado a nadie a barandilla.

Además, apuntó que los choferes de las unidades del transporte público, que están obligados a llevar puesto el cubrebocas. Mientras que para aquellos que desacatan la indicación, deben devolver el dinero que pagaron de pasaje y bajarlos del camión.

ndr