Reuters

Nueva York.- El próximo año se perfila como uno de una catástrofe humanitaria y los países ricos no deben pasar a llevar a los pobres en su “estampida por las vacunas” para combatir la pandemia de coronavirus, dijeron el viernes altos funcionarios de la ONU a la Asamblea General del organismo, compuesta por 193 miembros.

El jefe del Programa Mundial de Alimentos (PMA), David Beasley, y el jefe de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, hablaron durante una reunión especial sobre el COVID19, que surgió en China a finales del año pasado y que hasta ahora ha infectado a 65 millones de personas en todo el mundo.

La pandemia, las medidas adoptadas por los países para tratar de detener su propagación y el impacto económico han provocado un aumento del 40% del número de personas que necesitan ayuda humanitaria, dijo Naciones Unidas a principios de esta semana, que hizo un llamado a que se destinen 35.000 millones de dólares a la financiación de la asistencia.

“El 2021 va a ser literalmente catastrófico sobre la base de lo que estamos viendo en este momento”, dijo Beasley, quien añadió que en una docena de países el hambre está “tocando la puerta”.

El funcionario dijo que el 2021 probablemente será “el peor año de crisis humanitaria desde el comienzo de Naciones Unidas” hace 75 años y “no vamos a ser capaces de financiar todo (…) así que tenemos que dar prioridad, como digo, a los icebergs frente al Titanic”.

El secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres, y sus altos funcionarios también han pedido que las vacunas para el COVID19 se pongan a disposición de todos y que los países ricos ayuden a los países en desarrollo a combatir y recuperarse de la pandemia.

Tedros pidió una inyección inmediata de 4.300 millones de dólares para un programa mundial que permita compartir las vacunas.

 “Simplemente no podemos aceptar un mundo en el que los pobres y marginados sean pisoteados por los ricos y poderosos en la carrera por las vacunas”, dijo Tedros a la Asamblea General. “Esta es una crisis mundial y las soluciones deben ser compartidas equitativamente como bienes públicos mundiales”.

Vacunas no lo eliminarán totalmente

Las vacunas son una parte importante de la batalla contra la pandemia de la Covid, pero no acabarán por sí solas con la pandemia, dijo el viernes Mike Ryan, el principal experto en emergencias de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

“Estamos… viendo surgir datos de que la protección puede no ser de por vida y, por lo tanto, puede haber reinfecciones”, dijo Ryan. “Las vacunas no equivalen a cero Covid”, sostuvo.

Los recientes avances en las vacunas contra el Covid19 son positivos, pero a la Organización Mundial de la Salud le preocupa que esto haya llevado a una creciente percepción de que la pandemia ha llegado a su fin, dijo el viernes el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

También lee:

LC