Agencias

Ginebra.- El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, criticó a los países desarrollados por crear una “reserva” de vacunas contra el Covid-19 y les pidió que las compartan con el resto del mundo para ayudar a poner fin a la pandemia.

“Estoy muy preocupado por esta distribución tan injusta de vacunas”, dijo en una entrevista transmitida el domingo por el canal canadiense CBC. “Es de interés de todos asegurarse de que, tan pronto como sea posible y de manera justa, todos se vacunen en todas partes y que las vacunas se consideren un bien público verdaderamente mundial”, dijo el secretario.

El jefe de la ONU criticó el “interés propio” de los países ricos por acumular suministros de vacunas más allá de las necesidades de sus poblaciones. “No tiene sentido”.

“Hemos estado pidiendo a los países desarrollados que compartan algunas de las vacunas que han comprado y en muchas situaciones han comprado más de lo que necesitan”, declaró. El secretario general lamentó que el sistema internacional Covax de ayuda con vacunas a países desfavorecidos esté teniendo “dificultades” porque “ha habido mucho acaparamiento”.

Dijo que poner fin a la pandemia “depende mucho de tener la posibilidad de vacunar lo más rápido posible a la población de todo el mundo”, y se pronunció a favor de un mecanismo impulsado por el G20 para poner en marcha un plan mundial de vacunación.

Cuando se le interrogó sobre la posible adopción de pasaportes de vacunación, Guterres fue cauteloso y dijo que antes de que se tome cualquier decisión debe haber una discusión seria para garantizar la equidad y asegurarse de que haya una cooperación global efectiva.

“Lo peor es para algunos países tenerlo y para otros países no te nerlo (…) Sería devastador si esto significara que la gente podría moverse dentro del mundo desarrollado pero no dentro del mundo en desarrollo”, advirtió.

La pandemia deja al menos dos millones 777 mil 761 muertos en el mundo desde que la oficina de la OMS en China dio cuenta de la aparición de la enfermedad en diciembre de 2019, y más de 126 millones 622 mil 220 personas contrajeron la enfermedad.

“Petróleo por vacunas”

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ofreció ayer “petróleo por vacunas” en medio de una nueva ola de la pandemia en el país. “Venezuela tiene los barcos petroleros, tiene los clientes, para que nos compren el petróleo y dedicaría una parte de su producción para garantizar todas las vacunas que necesita (…). ¡Petróleo por vacunas!”, dijo Maduro, quien enfrenta sanciones impuestas por Washington contra el país y la estatal petrolera PDVSA con el objetivo de desplazarlo del poder.

Maduro insistió en pedir a la OPS gestionar que fondos congelados puedan usarse para pagar las dosis reservadas en el Covax para el país, entre 1.4 y 2.4 millones en una primera etapa. Si no fuesen desbloqueados, explicó, entraría en juego la opción de petróleo por vacunas.

LC