Agencias

Ginebra.- El mundo está ahora en un punto crítico de la pandemia de coronavirus y algunos países transitan una vía peligrosa en la que pueden sufrir el colapso o presiones importantes de sus sistemas de atención médica, dijo el viernes el director de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

“Estamos en una fase crítica de la pandemia del COVID-19, especialmente en el Hemisferio Norte”, dijo Tedros Adhanom Ghebreyesus en una rueda de prensa. “Los próximos meses serán muy difíciles y algunos países están en una ruta peligrosa”.

Tedros dijo que demasiados países están viendo un aumento exponencial de las infecciones “y eso ahora está llevando a que los hospitales y las unidades de cuidados intensivos estén funcionando cerca o por encima de su capacidad, y todavía estamos en octubre”.

Medidas estrictas

El coronavirus se está propagando incluso más rápido que durante la primera fase de la pandemia, dijo el viernes un asesor del Gobierno francés, mientras las autoridades de todo Europa vuelven a tomar medidas cada vez más estrictas para tratar de contener la nueva ola de contagios en el continente.

Con la instauración del toque de queda en nuevas regiones de Francia e Italia, el reconfinamiento general en Gales y el aumento de las restricciones en otras zonas del Reino Unido y España, Europa se encierra un poco más este viernes para intentar frenar la violenta segunda ola de la pandemia de covid-19.

En este momento y según el Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades (ECDC), la evolución de la pandemia suscita una “grave preocupación” en 23 países de los 27 que componen la Unión Europea (UE), así como en Reino Unido.

Solo se salvan Finlandia, Chipre, Estonia y Grecia. Hace un mes, solo siete países europeos estaban en esta lista roja.

Francia, que superará el millón de casos el viernes después de registrar un récord diario de más de 41.000 infecciones el día anterior, ha sido uno de los países más golpeados por la segunda fase de la pandemia y tuvo que imponer toques de queda en buena parte del país.

Los pacientes de Covid-19 ocupan casi la mitad de las 5.000 camas disponibles de Francia en unidades de cuidado intensivo y su bien evaluado sistema de salud está empezando a mostrar señales de tensión.

“El virus está circulando más rápidamente que durante la primavera boreal”, dijo el epidemiólogo Arnaud Fontanet, que integra el Consejo Científico del gobierno francés.

La enfermedad está diseminándose otra vez por toda Europa, donde los casos diarios reportados se han más que duplicado en apenas 10 días, cruzando la marca de 200.000 infecciones por primera vez el jueves, de acuerdo a un recuento de Reuters.

En España, que superó el amargo umbral del millón de casos esta semana, las autoridades de las regiones de Castilla y León y Valencia han pedido al Gobierno que ordene toques de queda para contener la segunda ola epidémica.

Datos oficiales muestran que España ya tiene el mayor número de casos en Europa, pero el panorama real podría ser aún peor, de acuerdo al presidente del Gobierno Pedro Sánchez, quien dijo que un estudio nacional sobre anticuerpos sugirió que la verdadera cifra de contagios debía rebasar los 3 millones.

En el Reino Unido, país más castigado de Europa con más de 44.000 muertos confirmados, entra en vigor en Gales un segundo confinamiento general el viernes por la tarde.

La región se convertirá así en la primera del país en adoptar esta medida drástica y sus más de tres millones de habitantes tendrán que “quedarse en casa” hasta el 9 de noviembre.

En Inglaterra, el gobierno de Boris Johnson trata de evitar un nuevo confinamiento general, pero más de la mitad de sus 56 millones de habitantes viven en zonas con estado de alerta elevado y en medio de importantes restricciones.

EE. UU. permite a AstraZeneca y Oxford retomar las pruebas

Reguladores de salud decidieron permitir a AstraZeneca Plc y la Universidad de Oxford reanudar los estudios en Estados Unidos de su proyecto de vacuna para el COVID-19, informó el viernes el Wall Street Journal, citando a una persona familiarizada con el asunto.

Los ensayos en el Reino Unido, Brasil y Sudáfrica se reanudaron el mes pasado, incluso mientras el organismo regulador de salud de Estados Unidos continuaba la investigación del caso.

La vacuna de AstraZeneca se está desarrollando junto con investigadores de la Universidad de Oxford.

El número de muertes por Covid-19 podría alcanzar el medio millón en los Estados Unidos en febrero, a menos que casi todos los estadounidenses usen máscarillas, dijeron investigadores el viernes, un día después de que el número de nuevas infecciones reportadas en todo el país se acercó a un récord.

Un estudio del Instituto de Métricas y Evaluación de la Salud de la Universidad de Washington (IHME) estimó que la pandemia podría cobrarse más de 500.000 vidas para febrero, lo que supone un aumento respecto de la actual cifra de muertes de más de 221.000. La proyección refleja los temores de que el clima invernal más frío lleve a los estadounidenses a permanecer en lugares cerrados, donde es más probable que el virus se propague.