Redacción

Acámbaro.- Raúl Vera López ofició en la Catedral de Santiago su última misa como Obispo de Saltillo, Coahuila, lugar donde trabajó por 20 años.

El viernes la diócesis recibió al obispo de Linares, Hilario González García, esto luego de que en mayo de 2020 Raúl Vera López presentara su renuncia como Obispo de Saltillo y que fuera aceptada por el Papa Francisco el 21 de noviembre de 2020.

Raúl Vera López nació un 21 de junio de 1945 en el municipio de Acámbaro, Guanajuato; en el año de 1968 ingresó en el noviciado de la Orden de Predicadores del municipio de León, vistiéndose así su hábito dominico; el 29 de junio de 1975 fue ordenado sacerdote por manos del papa Pablo VI. El 20 de noviembre de 1987, el papa Juan Pablo II lo nombró IV Obispo de Ciudad Altamirano, fue consagrado el 6 de enero de 1988 en Roma, a manos del papa Juan Pablo II; el 14 de agosto de 1995 fue nombrado Coadjutor de San Cristóbal de las Casas y el 30 de diciembre de 1999 fue nombrado VI Obispo de Saltillo.

Es el último de los prelados de la Teología de la Liberación, entre quienes se contaron Sergio Méndez Arceo y Samuel Ruíz García. Raúl Vera López construyó una Iglesia centrada en la defensa de los derechos humanos.