Ocupan ‘líderes’ el camino a El Salitre

Heriberto Cancino Vargas, titular de la propiedad. Foto: Vicente Ruiz

Argumentan derechos en favor de integrantes del Ejido de Merino

Vicente Ruiz

Cortazar.- Con el fin de aprovechar el desarrollo de la zona donde  ahora se construye el Libramiento Ferroviario, supuestos líderes campesinos pretenden ocupar una pequeña propiedad en el camino a El Salitre, argumentando derechos en favor de integrantes del Ejido de Merino.

Lo anterior, aun cuando los derechos sobre la tierra, escriturados desde 1950, están plenamente sustentados, en este  caso la fracción 29 de la Exhacienda de Merino, son 46 hectáreas las que se pretenden invadir con la intervención de la Sedatu, aseveró Heriberto Cancino Vargas, representante de la titular de esta pequeña propiedad; Josefina Montoya Melesio y otro propietario que también está en posesión de otras 7 hectáreas que adquirió de la misma fracción.

Dijo que están tan sustentada legalmente esta fracción que Ferrocarriles Nacionales cubrió la afectación causada a estas tierras por el Libramiento Ferroviario a esta dueña, de avanzada edad,  esto, luego de investigar ante diversas instancias la situación legal de las tierras, ya que están plenamente registradas como propiedad.

No obstante, en días pasados vino personal de Sedatu encabezado por la funcionaria María del Carmen Hernández Zamora  a realizar algunas diligencias de medición y deslinde con un topógrafo, como para preparar una entrega, lo que en todo caso viola los derechos de quien tiene la propiedad y se convertiría en un despojo, ya que no tiene sustento legal lo que pretende el ejido. Precisó que quien promueve esta situación es una persona que se ostenta como “enlace” del ejido de Merino, de nombre Juan Mandujano Maldonado.

Comentó que todo este problema viene del año 2000, cuando la extinta Secretaría de Reforma Agraria -SRA- pretendió validar esta pequeña propiedad como parte del ejido, lo que fue desechado en su momento por las autoridades, y ahora insisten de nuevo .

La fracción 29, originalmente el predio denominado ‘La Condesa’, comprendía originalmente más de 60 hectáreas de la exhacienda  y fue comprada a la dueña original, Luz Orozco Viuda de Irigoyen, en 1950, por el padre de Josefina Montoya y se la dejó en posesión, inclusive con certificado de  inafectabilidad del entonces Departamento Agrario que data de 1947 y está amparada actualmente por la Escritura Publica 737.

Agregó que con el mismo argumento y en complicidad con gente de la extinta SRA, desde hace varios años los ejidatarios invadieron otra fracción, la número 27 y la fraccionaron, ahora pretende hacerlo con la 29 despojando a sus legítimos dueños.

RC