Gilberto Navarro

Guanajuato.- El municipio mantiene litigios penales con encargados y dueños de obras que se realizaron sin autorización y que con estas atentaron con el patrimonio histórico de la capital.

Así lo dio a conocer el titular de la Dirección de Medio Ambiente y Ordenamiento, Juan Carlos Delgado Zarate, quien informó que, desde que se creó la Unidad de Gestión del Centro Histórico en diciembre del año pasado, dicha instancia ha atendido alrededor de cincuenta casos de obras irregulares en el primer cuadro de la capital, de las cuales, 25 han sido mediante denuncias ciudadanas.

Delgado Zarate, explicó que, en algunos de los casos, se ha tenido que llegar a las denuncias penales, actualmente en litigio, para sancionar a los propietarios o encargados de obra.

“Hay casos ya en proceso penal, son entre 5 y 6 casos por quitarle la originalidad a un inmueble, hacerlo funcionar para un uso para el que no fue diseñado e invasiones al paisaje urbano, que son los casos que se tienen que atender y que los propietarios no los atienden, por eso se implementa un proceso de otra naturaleza”.

Explicó que las consecuencias legales para estas conductas, pueden ir desde el pago de una multa, demolición de la obra ilegal o incluso prisión para los responsables y aunque no detalló cuales son estas obras, afirmó que la ampliación del hotel Casa Colorada, es uno de estos.

“Hay unos muy complicados, el tema más elocuente es el de Casa Colorada, pero también, algunos otros en litigio que tendrán que desahogarse”.

Sostuvo que, para evitar que se sigan dando las obras irregulares, se ha implementado una ventanilla única junto con el Instituto Nacional de Antropología e Historia para facilitar el proceso de regularización y autorización de las obras que se realizan en el centro histórico de la ciudad.

AC