Luz Zárate

Celaya.- Las obras de embellecimiento del centro histórico no están cumpliendo al 100% con los criterios de accesibilidad universal, es decir, no se contempló el fácil acceso para personas que se transportan en silla de ruedas, quienes usan muletas o andadera o para quienes padecen ceguera.

Incluso una rampa que está en la esquina del Mercado Morelos – en la calle Libertad- se tapó con la guarnición de la banqueta y se desconoce si más adelante va a desaparecer por completo o se romperá la guarnición para que haya paso.

En las obras de rehabilitación de las calles Morelos, Benito Juárez, Manuel Doblado e Hidalgo en las esquinas se están adecuando amplias rampas a nivel de la arteria y que tiene la finalidad de favorecer al peatón o la persona con discapacidad o movilidad limitada, ya que en los cruces las banquetas se convierten en una especie de amplio abanico.

El director de Obras Públicas, Juan Gaspar García, señaló que en las esquinas no son rampas tradicionales, sino que están a nivel y son amplia, de tal manera que la gente puede pasar sin problema.

Sin embargo, los ciudadanos con movilidad reducida no comparten la misma opinión, pues al ser un paso para peatón y personas con discapacidad, no se les está dando un lugar especial.

“La banqueta queda a nivel de piso, pero no son rampas para discapacitados, por ahí pasan los peatones y no todos los peatones respetan a los discapacitados (…)”, afirmó Dora Luz Martínez.

EZM