María Espino

Guanajuato.- Vecinos del callejón El Saucillo, del lado que conecta con Paseo de la presa, se quejaron de que trabajadores del Sistema Municipal de Agua Potable y Alcantarillado (Simapag) dejaron una obra inconclusa, escombro amontonado a las afueras de las casas, tramos de tomas de agua destapados, varios hoyos sin tapar a lo largo del callejón en la parte rehabilitada y en la entrada un agujero en donde se acumuló agua de drenaje, zona que representa un foco de infección.

Correo estuvo en el lugar y durante un recorrido en dicho callejón se observó que efectivamente hay varios cúmulos de escombro amontonados casi en todo el acceso, algunos hoyos dejan ver mangueras que conectan el paso del agua potable, incluso costales rellenos con parte de las rocas que fueron levantadas del piso, y en la entrada del callejón hay un agujero amplio lleno de agua sucia.

Una de las vecinas, de nombre Juana Romero, aseguró que la última vez que vio a los trabajadores del Simapag en la zona fue la semana anterior y no han regresado, por lo que consideran que dejaron abandonada la obra, pero reprochan que “mínimo” se hubieran llevado el escombro que dejaron amontonado en las paredes de las casas y en otros puntos en medio del callejón, además de tapar el agujero que está en la entrada.

“No han hecho nada, no han venido a trabajar y en la entrada está el hoyo de agua negra, es de drenaje(…) el problema inicial era poner en la parte de arriba el drenaje, pero lo que destaparon ya no lo taparon; aquí era pura loza y dejaron hoyos destapados (…) ya no han venido a trabajar desde la otra semana dejaron esto abandonado”, comentó Juana Romero.

La señora Romero aseguró que la actual condición del callejón causa mucho problema a los ciudadanos que ahí viven, sobre todo con las intensas lluvias que han caído en días recientes, pues señaló que dificulta el paso a la gente, principalmente a vecinos que presentan alguna discapacidad física y les resulta complicado caminar con la presencia de rocas y hoyos a lo largo del callejón.

Otro vecino, que prefirió no dar su nombre, comentó que ya son por lo menos cinco días que los trabajadores del Simapag no van y otros vecinos, al igual que él, no saben cuándo regresaran a limpiar la zona y a terminar el trabajo; además precisó que fue el lunes cuando una manguera del drenaje se rompió y comenzó a salir agua que se quedó estancada en un agujero que se encuentra sobre la banqueta del lado de Paseo de la Presa.

Para el personal del Colegio Valenciana, cuyo acceso se ubica a la entrada de este callejón, la situación les ha ocasionado problema ya que en casi en la puerta hay dos montones de escombros que, aunque no obstaculizan el paso, no dan buena imagen.

Otro vecino, más optimista, dijo comprender que se trata de un trabajo pesado y que, quizá, los obreros tienen mucho más trabajo que también deben atender y por ello se han ausentado unos días, por lo que espera que pronto regresen a concluir la obra.

LC