Karla Silva

Silao.- La destrucción ilegal de boletas obligó a la suspensión del proceso de votación que se realizaba en el Complejo Silao de la compañía armadora automotriz General Motors, con el que se pretendía la legitimación del Contrato Colectivo de Trabajo (CCT).

Las actividades comenzaron el martes 20 de abril en medio de inconformidades de los trabajadores y acusaciones de simulación por parte de líderes del sindicato “Miguel Trujillo López” adherido a la Confederación de Trabajadores de México (CTM).

Según informó la Secretaría del Trabajo y Previsión Social el 23 de marzo pasado el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Industria Metal-Mecánica, Sidero-Metalúrgica, Automotriz y Proveedores de Autopartes en General, de la Energía, sus Derivados y Similares de la República Mexicana registró la consulta que del 20 al 22 de abril llevaría a cabo con sus 6 mil 494 representados, a través del voto personal, libre, directo y secreto.

No obstante se determinó la participación de 16 inspectores del trabajo y 7 observadores del Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral y de la STPS, que constatarían que las actividades se realizaran de manera adecuada. Apenas habían emitido su voto 3 mil 435 empleados cuando el 21 de abril los inspectores se percataron de que había boletas destruidas en el local que el Sindicato tenía a resguardo. Éste se opuso a entregar las boletas para salvaguardar los votos ya emitidos.

Ante el hecho en un comunicado oficial la Secretaría consideró que lo acontecido representa “una grave vulneración al derecho de las y los trabajadores a decidir libremente su respaldan o no el contenido de sus contratos colectivos”, acorde a las nuevas reglas de la democracia sindical estipuladas en la Reforma Laboral.

El proceso tendrá que ser repuesto y además se informó que la STPS interpuso una denuncia penal ante la Fiscalía General del Estado de Guanajuato para deslindar responsabilidades.

Interviene Fesiiaaan

También se pronunciaron organizaciones que integran a la Federación de Sindicatos Independientes de las Industrias Automotriz, Autopartes, Aeroespacial y del Neumático (Fesiiaaan), para exigir respeto irrestricto al derecho de los seis mil 494 trabajadores del Complejo Silao de GM de emitir su voto. Lo anterior con origen en antecedentes de represión y violencia ejercida contra grupos de trabajadores que hoy agrupan Generando Movimiento, y que fueron despedidos en 2019 por manifestarse contra en sindicato “Miguel Trujillo López” Sección 1 de la CTM.

Evidenciaron presuntos vicios y anomalías en el proceso: irregularidades en la convocatoria, engaño a los trabajadores para hacer que de no avalar el CCT perderían sus derechos laborales y prestaciones. Tres observadores acreditados ante la Unidad de Enlace para la Reforma al Sistema de Justicia laboral de la STPS, fueron desalojados del Complejo con el uso de la fuerza y luego se dijo que no se les había acreditado “por razones de tiempo”; también que se realizó la votación en instalaciones de la empresa, fuera de apego a los protocolos.

La Fesiiaaan hizo un llamado a la directiva de la trasnacional para que respete de manera irrestricta el ejercicio del derecho de elegir de quienes laboran en la compañía.

Aunque no se legitime el CCT sí se les respetarán sus derechos laborales: STPS

La secretaria del Trabajo y Previsión Social Luisa María Alcalde, consideró que a los trabajadores “no les cae el 20” de que aunque no se legitime el Contrato Colectivo de Trabajo sí se les respetarán sus derechos laborales; de no reconocerse el documento el sindicato perdería representatividad.

Señaló lo anterior al ser consultada en relación con la suspensión de las votaciones que se realizaban esta semana en el Complejo Silao de la armadora automotriz General Motors .

La funcionaria afirmó que se garantiza la libertad y la democracia sindical y que a partir de las reformas de mayo de 2019, es obligación en los procesos internos sindicales que las elecciones se realicen mediante el voto personal, libre, directo y secrétalo: “Si esta condición no se respeta (el contrato) no se tiene registrado ante las autoridades”. Todos los contratos de protección del país deben pasar por el proceso de consulta a los trabajadores, mencionó, cumplimiento para el que la reforma plantea cuatro años y ya han pasado dos.

Empresas han presentado complicaciones ante las “resistencias”, como en el caso de General Motors Silao: “Todavía hay gente que no le cae el 20 que se van a respetar los derechos de los trabajadores y ellos van a decidir si están o no de acuerdo con el contrato colectivo (…) si no, ese contrato deja de tener vigencia jurídica y se respetan todos los derechos de los trabajadores pero ya sin sindicato y sin contrato colectivo, a través de contratos individuales”.

Transcurrido el tiempo, aclaró, otros dirigentes u organizaciones con legitimidad podrían solicitar una nueva firma de contrato en la colectividad.

Te podría interesar: