Nueva ley de ciencias excluiría a científicos

Desconoce el Langebio a quién consultaron para hacer el anteproyecto. Foto: Eduardo Ortega

La normativa sólo permitiría al Cocacyt la toma de decisiones; la comunidad investigativa no sería tomada en cuenta a la hora de formar planes y estrategias nacionales

Nancy Venegas

Irapuato.- La comunidad científica rechazó el anteproyecto a la Ley de Humanidades, Ciencias y Tecnología, en la que se proponen reformas a disposiciones como la bioseguridad de organismos genéticamente modificados.

Alfredo Herrera Estrella, director del Laboratorio Nacional de Genómica para la Biodiversidad (Langebio), manifestó que con la propuesta la comunidad investigadora nacional quedaría excluida de toda propuesta o proyecto, porque sería el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), quien tomaría todas las decisiones sin la obligación de consultar ninguna de las medidas o acciones que emprenda.

“No sabemos a quién se le ha consultado el anteproyecto, incluso en anteriores ocasiones cuando se hace a esta propuesta de ley y otras cosas se le tomaba parecer al consejo consultivo de ciencias, qué es un grupo destacado de científico en ciencias y artes y en esta ocasión a los que les hemos preguntado a nadie se le consultó”.

“Este anteproyecto va en detrimento no sólo de los proyectos de investigación, sino de toda la estructura científica del país, tiene alcances muy grandes que deben realizarse de manera muy cuidadosa está en contra de lo que prometió la doctora Elena Álvarez en consultar a la comunidad para hacer sus programas y estrategias”, dijo Herrera Estrella al hablar del anteproyecto de la Ley de Humanidades, Ciencias y Tecnología, presentado al Congreso de la Unión.

El anteproyecto establece

En la propuesta se incluyó que sólo el Conacyt se encargaría de tomar todas las decisiones científicas en el territorio nacional, sin la obligación de consultar a ninguna dependencia o investigadores.

 “Desaparecen los contrapesos democráticos al eliminar al Foro Consultivo Científico y Tecnológico, como el órgano autónomo permanente de la consulta del Poder Ejecutivo y asignaron ese papel al Conacyt, igualmente desconoce al consejo consultivo de ciencias también desaparece el consejo general de investigación científica desarrollo tecnológico e Innovación, presidido por el presidente de la República como el órgano de política y coordinación”.

*EZM