La nueva arca de Noé fue creada para salvar las semillas esenciales para la vida en la Tierra, en favor de prevenir un cataclismo apocalíptico

Redacción

Europa.- En Svalbard está uno de los centros de seguridad de la biodiversidad agrícola mundial, pues alberga el banco de semillas más grande del planeta.

En favor de prevenir un cataclismo apocalíptico, un equipo de científicos de todo el mundo, decidió que ahí se instalaría la ‘Nueva Arca de Noé’ para el resguardo de especies vegetales de la historia.

En Svalbard, las noches se visten con destellos esmeraldas que sólo se pueden ver en ese lado del planeta.

Te puede interesar: Luego de ser brutalmente golpeado por su nieto, hombre se defiende a tiros

Cómo funciona la ‘Nueva Arca de Noé’

nueva arca de Noé
Nueva arca de Noé: dónde se ubica y qué alberga

Dentro del banco genético internacional Svalbard Global Seed Vault, se encuentran en estantes, varias cajas de plástico que contienen 400 bolsas de aluminio que en su interior resguardan semillas de plantas, empaquetadas a prueba de agua.

A este banco se le conoce como la ‘Nueva Arca de Noé’, haciendo referencia el pasaje del Antiguo Testamento en el que un hombre recogió a todos los animales para salvarlos de un catastrófico diluvio.

Asimismo, se informó que se escogió Svalbard como la cede oficial del Banco Mundial de Semillas por el frío que existe en esa región.

De acuerdo con la información de la AFP, los gérmenes de más de 4 millones de plantas se congelan para su resguardo. Estas hay gérmenes de arroz, maíz, frijoles y papas.

El punto es que todas las semillas se queden ahí durante cientos de años. Por ello, el personal trabaja para emplear metodologías rigurosas de conservación de especies vegetales, en un entorno controlado.

En la actualidad, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), la organización internacional Global Crop Diversity Trust (CROP Trust), la Fundación Bill y Melinda Gates y el gobierno de Noruega trabajan en conjunto para mantener este resguardo a salvo.

Con información de National Geographic

SZ

https://t.me/periodico_correo