Luz Zárate

Celaya.- Los baches que hay en las entradas y salidas de la ciudad, así como en las calles no se han reparado completamente debido a que en la temporada de lluvias es común que se vuelvan a abrir enormes hoyos, sin embargo la actual administración dejará el material necesario para que el siguiente gobierno los repare, dijo el Director de Obras Públicas, Juan Gaspar García Aboytes.

“Nosotros estamos atendiendo (los baches), lo que pasa es que ahorita con lo de las lluvias se nos bota mucho, nosotros detectamos y arreglamos y aparte con la ciudadanía que nos manda reportes y solicitudes de bacheo en muchos lados que no detectamos o que acaban de darse. Cuando llueve mucho se bota”, señaló García Aboytes.

El director de Obras Públicas explicó que el material que se compra para bachear, se adquiere de manera anual, por lo que se va dosificando para utilizarlo durante todo el año.

“Lo que se compra cada año lo programamos para estar atendiendo carpetas, riegos de sello que es echar emulsión y echar sello, y bacheo y carpetas de bacheo, porque luego los baches no sólo los tapamos, así sino que abrimos más y hacemos como un tapetito. A principios de año se programa la licitación de la compra de mezcla que se hace cada año, y esa mezcla la programamos para que nos dé el uso hasta la siguiente licitación, nosotros nos vamos a ir pero les vamos a dejar material a la siguiente administración”, señaló el funcionario.

Las entradas y salidas de la ciudad lucen con baches y el pavimento desgastado, de tal manera que se han convertido en un peligro para los conductores y llegan a ser mortales para quienes circulan de noche y no conocen el camino, aunado a que cuando llueve el peligro es doble pues el agua impide ver las condiciones en que está el piso.

También lee: Denuncian automovilistas presencia de baches en las principales avenidas de Celaya

Cada temporada de lluvias, en las avenidas y calles proliferan decenas de baches que, en algunos casos son verdaderos cráteres, de los cuales no se alcanza a dimensionar su profundidad porque están llenos de agua.

Muchas veces los conductores no se dan cuenta de los hoyos, es en el preciso momento que el conductor pasa con su vehículo y que de repente  escucha cómo truena la suspensión, el amortiguador y la llanta al momento de pasar por estas hoquedades que se percata que cayó en un bache.

La salida de Celaya a Cortazar luce con más de 50 baches, algunos de unos 30 centímetros de profundidad y hasta un 3 metros de largo y uno de ancho, lo que pone en total riesgo a los automovilistas, sobre todo por las noches ya que debido a la oscuridad y el poco alumbrado público que hay no se ven los enormes hoyos.

La gran cantidad de baches y su profundidad provoca que los conductores, sobre todo los de tráileres, camiones de carga o volteo e incluso los de pasajeros, pasen con demasiada cautela para no caerse en los hoyos y se averíe su unidad. Los automóviles chicos también los van driblando para evitar problemas mecánicos o incluso un accidente.

En la salida a Salvatierra y a Comonfort, también hay baches y el pavimento necesita mantenimiento, pero es menos grave que en Constituyentes donde se une con la carretera Panamericana.

LC