Nombres, nombres y… nombres

Fijar comisión a afores dañará competencia, fusiones y alta rentabilidad

Desde el viernes está en el Congreso la iniciativa de pensiones que elaboró la SHCP de Arturo Herrera, con apoyo de Consar.

Más allá de las opciones apocalípticas que se evaluaron, entre ellas una afore única del Estado, los ajustes en general van en el sentido correcto.

Claro que el momento que se eligió no es el mejor, dada la peor crisis  económica contemporánea que se vive, amén de que el costo se recargó en las empresas lo que en el tiempo va incentivar mayor informalidad.

Básicamente se reducen las semanas de cotización de 24 a 14 años y la aportación aumentará de 6.5% a 15% en un plazo de 8 años.

La sorpresa al conocer el documento que llegó a los diputados fue el de una baja por decreto de las comisiones a 0.54% parejo, promedio que se cobra en EU, Colombia y Chile. Nadie sabe por qué se eligieron esas economías.

Auténtica bola baja que inclusive sorprendió a la Amafore que preside Bernardo González Rosas y que podría explicarse por la continua  renuencia del gremio a sacrificar sus comisiones. Tras gritos y sombrerazos por años ya están en 0.92% en promedio. Se dice que  todavía Consar de Abraham Vela Dib propuso niveles sobre 0.70% pero no hubo respuesta.

El control de precios no es, ni nunca será una buena idea. En este caso, más allá de los beneficios que habría para el trabajador se va trastocar la competencia entre las buenas afores y otras no tanto. Expertos no descartan una consolidación del sistema, máxime el pésimo entorno del sector financiero.

Además quizá esto impacte en el gasto operativo cotidiano de las afores, esto es oficinas, plantilla, estados de cuenta e incluso en la parte comercial que tanto se ha criticado porque propicia traspasos innecesarios.

La consolidación sería resultado de una caída de la rentabilidad, máxime para aquellas afores que no han hecho esfuerzos para diversificar sus portafolios. Afore Inbursa de Carlos Slim ha privilegiado por años inversiones en renta fija.

También hay afores con equipos deficientes para analizar proyectos, lo que ha generado el compromiso en muchos con rentabilidad cuestionable. No es el caso de Afore XXI que lleva Juan Pablo Newman, Profuturo de Arturo García, Sura de Emilio Bertrán o Citibanamex de Luis Armando Kuri.

Ahora bien, las afores hay que decirlo, no la han pasado nada mal con utilidades promedio que este año podrían rondar los 15,000 mdp. Los ingresos del sistema no deben estar lejos de 40,000 mdp este 2020, ya con activos administrados por 4 billones 453 mdp. Vaya su ROE, rentabilidad sobre capital, es más elevado que otros rubros financieros.

Así que el golpe a la comisión tendrá su impacto.

Aeromar apreturas financieras y pierde vuelo

Y aunque los reflectores se han orientado a Interjet de Miguel Alemán, otra aerolínea que no la pasa bien es Aeromar de Zvi Katz y que lleva Danilo Correa. Hasta agosto trae una caída del 56% en pasajeros y su cobertura en el país se ha acotado. En su caso la fallida alianza comercial con Interjet era nodal, máxime que su modelo de negocios con tarifas elevadas está en predicamentos y hay apreturas financieras. Recordará que en 2019 se frustró la incorporación de Germán Efromovich y Katz debió inyectar 680 mdp. De ahí la negociación de sus 10 ATR, flota que deberá ajustar.

Morosidad de 25.79% en cartera de Infonavit

Aunque muchos analistas demeritan su problemática, la situación del Infonavit que lleva Carlos Martínez tiende a complicarse por la crisis. Si bien su morosidad trepó recién al 12% por una reclasificación contable, algunos analistas la ubican en 20% para fin de año, máxime la instrucción que dio el presidente Andrés Manuel López Obrador de no retirar la casa a aquellos que no puedan pagar. Por lo pronto la insolvencia en cartera bursatilizada se ubica en niveles del 22% y hasta de 25.79%. Otra alerta.