Nombres, nombres y… nombres

Bilateral con EU yerro histórico, gana Trump y menor certeza a inversiones con revisión y capítulo 19

*Vialidades a Santa Lucía otro costo oculto con nueva base para SEDENA; hoy Abastur y Constandse de Xcaret premio; burocracia otros rumbos y Messmacher falso rumor

CON MUCHAS DUDAS aún en el aire, ayer se festejó por todo lo alto el cierre de las negociaciones del TLCAN entre México y EU, tras un año de encuentros en los que se inició con Canadá en sedes alternas para terminar sólo en Washington.

Donald Trump no desperdició la oportunidad y vía Twitter informó que lo pactado con México ya no se llamará TLCAN -tratado que cuestionó desde su campaña-, sino Acuerdo Comercial EU-México.

Todo indica que el divide y vencerás que adoptaron Trump y Robert Lighthizer funcionó. Si bien Canadá podría sumarse, quedó abierta la posibilidad de que México suscriba un bilateral con EU. Así lo confirmó el canciller Luis Videgaray, tras las evasivas de Ildefonso Guajardo de ECONOMIA.

Queda claro que sustituir un trilateral por un bilateral no puede conceptualizarse como una victoria, ya que la suma de Canadá nos dio en todos estos años una enorme fortaleza en la relación del bloque.

El TLCAN sirvió además en los últimos 24 años para que nuestro país aprovechara ambos mercados en el contexto de la globalización. Es uno de los grandes logros del multilateralismo.

Así que si se suscribe un bilateral, será un craso error y se inscribirá en la corriente proteccionista que empuja Trump en el orbe, limitando los espacios de defensa para los recurrentes abusos que seguramente vendrán.

No hace mucho Trump elevó aranceles al acero y al aluminio mexicano y aún está en proceso el tema de un 25% para autos, no obstante que México tiene vigente un TLCAN y que esto lo exceptuaba.

Además si bien quedó al margen la temporalidad agropecuaria, en lo que son reglas de origen para autos, tema estratégico para Trump, se aceptó lo que éste puso en la mesa.

El nivel regional se elevó de 62.5% al 75% y si bien se sustituyó la exigencia de que el 50% viniera de EU, lo aceptado no está lejos.

Ahora entre el 40% y 45% de los autos que se produzcan deberán circunscribirse a una zona en donde el salario por hora sea arriba de 16 dólares.

Si bien la aplicación será gradual, el hecho de aceptar este criterio constituye otro yerro del equipo negociador, puesto que el mismo puede replicarse más adelante incluso para otros tratados.

También se cedió en lo que es el Capítulo 19 relativo a controversias. Los páneles del TLCAN ya no existirán y cualquier disputa se tendrá que dirimir en EU. O sea fin a la soberanía del país.

Esto claro lastima la certidumbre que las empresas deben tener para invertir con EU. En esa misma línea se inscribe la revisión cada 6 años del acuerdo.

Si bien se echó abajo la “cláusula sunset” con caducidad cada lustro, la evaluación pactada tampoco ayuda para el impulso a las grandes inversiones.

A esta historia aún le sobra cuerda. Veremos si Canadá se suma con el poco tiempo que resta para ajustarse a los tiempos del Congreso de EU. De lo contrario México suscribirá un bilateral, el anhelo de Trump.

Igual queda por ver si el congreso estadounidense da su visto bueno al bilateral, ya que lo que se autorizó a Trump fue negociar un trilateral.

Así que los festejos de ayer por parte del gobierno y la IP, entiéndase el CCE de Juan Pablo Castañón, el cuarto de junto que lleva Moisés Kalach bastante cuestionables. Además la pregunta pertinente es lo que México en específico logró arrancar a EU. No se ve mucho.

Y SI DE espejismos en costos se trata, imagine la infraestructura vial que se requerirá construir para conectar de forma adecuada al aeropuerto de Santa Lucía que está a una distancia de 70 kilómetros de la CDMX. Amén de la nueva base que necesitará la fuerza aérea de ocuparse la que hoy tiene en el Edomex, el tema del transporte tampoco se ha evaluado en el proyecto que empuja Javier Jiménez Espriú, próximo titular de SCT, junto con el constructor José María Rioboó. Por si fuera poco, la capacidad máxima a la que llegaría el AICM con Santa Lucía es menor a los 120 millones de pasajeros a los que se aspiran para el NAIM que ya se construye y que comanda Federico Patiño. Así que de todas, todas.

HOY ARRANCA ABASTUR 2018. Será la trigésima tercera edición de esa expo, la más importante del rubro de la hospitalidad en México y AL. Será en la Expo Banamex y habrá más de 400 expositores. Se esperan unos 20 mil compradores profesionales de hoteles, restaurantes y catering. En la inauguración estarán David Babani, presidente de la AMAIT y Luis Barrios de Hoteles City Express. También se va a entregar la Llave del Progreso. Este año ganaron como ejecutivos Francisco Javier Toussaint de Grupo Alsea en restaurantes y Enrique Calderón de Grupo Posadas en hoteles. Los galardones para la categoría de empresario se los llevaron a su vez Ricardo Añorve fundador del Sonora Grill y Marcos Constandse de Destino Xcaret.

CON LOS AJUSTES al salario y los recortes por la austeridad que anunció Andrés Manuel López Obrador, en diversas dependencias cantidad de funcionarios de primer nivel ya buscan nuevos derroteros. Se sabe que la SHCP no es la excepción. Ahí sin embargo se asegura que el nuevo equipo ya formuló algunas invitaciones para retener talento. Se habla en concreto del subsecretario Miguel Messmacher, de gran profesionalismo. Según esto por cierta cercanía con Gerardo Esquivel quien elabora el presupuesto. Lo cierto es que la versión es imprecisa.