Nombres, nombres y… nombres

Vientos políticos en EE. UU. a favor de acero, para T-MEC nada escrito y en abril análisis del ITC detonaría

*Lío laboral frustra venta de Play City de Televisa; triunfo noruego en Pemex mantiene protestas; Nahle otra mala noticia para Pemex; seguirá atonía industrial

MÁS ALLÁ DEL complicado escenario doméstico, otro gran desafío que enfrenta nuestra economía tiene que ver con la declinación de la actividad global y en particular la de EE. UU., que este año sólo crecerá 2.6% vs 2.9% del 2018.

Gradualmente esta situación se verá reflejada en nuestro comercio, ya que ese país significa el 80% de nuestras exportaciones.

Además está el clima político que ya comienza a calentarse en EE. UU. de cara a las elecciones del 2020 y la búsqueda de Donald Trump para reelegirse.

En ese contexto encaja la posibilidad de que EE. UU. pueda eliminar los aranceles al acero y al 10% al aluminio a México y Canadá, lo que este martes delineó Robert Lighthizer, mandamás del USTR.

Esta medida proteccionista que se adoptó al amparo de la Ley 232, no necesariamente gustó a muchas empresas estadounidenses al dislocarse cadenas productivas muy hechas con el TLCAN.

Además hubo reacción tanto del gobierno de Canadá, a cargo de Justin Trudeau, como de la administración de Enrique Peña Nieto, en nuestro caso con diversas represalias.

Economía, entonces comandada por Ildefonso Guajardo y la IP con el cuarto de junto, que encabeza Moisés Kalach, diseñaron un listado que generara presión legislativa al afectar productos como pierna de cerdo, queso, manzanas, papa, arándano, lámina de acero, whisky, entre otros.

Así que la eliminación de los impuestos al acero y aluminio en EE. UU., debe visualizarse como parte de los movimientos que se requieren para fortalecer las aspiraciones de Trump.

En ese contexto también está atrapada la ratificación del T-MEC en EE. UU., asunto que se va a calentar hacia finales de marzo y sobre todo en abril.

La verdad no hay nada definido, máxime la guerra de Trump y los legisladores demócratas, encabezados por Nancy Pelosi, por el presupuesto para el muro con México.

Un detonante de la discusión podría ser el documento que elabora con respecto a las bondades del T-MEC la Comisión Internacional de Comercio (ITC).

Este deberá estar listo en abril y su elaboración y difusión es obligada por la autoridad de Promoción Comercial de EE. UU. (TPA).

En ese escenario quizá la ratificación del T-MEC tendría que darse para el tercer trimestre. La sombra electoral jugará aún un papel más relevante.

En caso de que la presión sea muy álgida, no es descartable que se abran algunos temas. Quizá no sea el caso y el asunto sólo se lleve para la segunda mitad del 2020, luego de las elecciones.

Como quiera México tiene como paraguas el actual TLCAN y este asunto no debería significar un factor de presión adicional para el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Como quiera, Economía, de Graciela Márquez, ya está lista junto con la IP, que recién ya se sumó a la USMCA Coalition, que conforman con las empresas de EE. UU. y Canadá, y que obviamente tienen gran influencia.

Así que se acercan los tiempos para hablar más del T-MEC y por lo pronto de cara a lo electoral quizá pronto buenas nuevas para el acero y aluminio.

Tiran venta

RESULTA QUE LA venta de Play City, negocio de apuestas de Televisa, que preside Emilio Azcárraga, ya no se concretó. Es parte de las desinversiones de activos no estratégicos comprometidas por el timón de la televisora, a cargo de Bernardo Gómez y Alfonso de Angoitia. El proceso de Play City se arrastra desde el año pasado. Implica una concesión de 50 salas, de las cuales no todas operan, a cargo de José Antonio García. Sucede que súbitamente surgió un lío de carácter laboral, lo que no estaba en el escenario. Los posibles interesados hasta habían aceptado asumir una contingencia laboral de 100 mdd. En la recta final estaban tres postores, entre ellos Blackstone, de Sthepen Schwarzman y un grupo de empresarios de Monterrey que según esto punteaba. Así que habrá que dar más espacio para que se retome esta transacción.

Se salen con la suya

LE ADELANTABA QUE la noruega Borr Drilling, que lleva Svend Anton Maier, se salió con la suya y se quedó con la segunda licitación de pozos que realiza Pemex, de Octavio Romero. En la primera de este proceso de contratos de prestación de servicios ganaron Grupo R, de Ramiro Garza Cantú y Marinsa, de José Luis Zavala. En esta ocasión los europeos se quedaron con los mejores pozos. En segunda posición quedó Latina de Adolfo e Ignacio del Valle. Obviamente no cesan las protestas porque conforme a lo anunciado por AMLO, estas obras serían sólo para mexicanos.

Y no acaban

Y OTRA MALA noticia para Pemex, de Octavio Romero. Ayer en un foro en Houston, Rocío Nahle, titular de Sener, anunció que la licitación de 7 ‘farm outs’ que están en el tintero para nuestra petrolera se reprogramarán hasta 2020. No explicó el motivo para retrasar estas alianzas previstas para octubre y que eran esperadas por las empresas. Además ya habló de imponer tiempos para la extracción de crudo, lo que no necesariamente se ajusta a las prácticas internacionales de ese negocio.

A la baja

CONFORME A LO esperado la actividad industrial continuó en enero su tendencia a la baja. Ayer el INEGI, de Julio Santaella, dio a conocer que esa variable tuvo una caída del 1.1%. Tercer mes al hilo de retrocesos en congruencia con el estancamiento de la inversión. La minería que incluye a la alicaída extracción de crudo bajó 10.5%. Los expertos estiman que la debilidad continuará. Es el caso de Scotiabank, de Enrique Zorrilla y Citibanamex, de Ernesto Torres Cantú. Es lógico, en tanto no se disipe la incertidumbre.