Nombres, nombres y… nombres

En 2019 Chicago y CDMX 30 años de contacto, Kidzania fruto, hacia el 2050 y apoyo IP-gobierno nodal

*Bilateral con EU sin capítulo 19 antesala de larga lista de líos como Canadá en los 80’s; ven factibles amparos en EDOMEX vs IEPS; Izlah en relevo de Teavana.   

LE PLATICABA DEL continuo esfuerzo de promoción que realiza el Choose Chicago de David Whitaker y que ya ha convertido a esa que es “la ciudad de los vientos” en la tercera receptora de turistas en EU, sólo superada por NY y Orlando, con récord de 55 millones de visitantes en 2017.

En ese vehículo participa la propia ciudad representada por su alcalde Rahm Emanuel, el estado (Illinois) y la IP con estrategias muy definidas como por ejemplo empujar ferias y convenciones.

Pero además esa urbe no ha dejado de trabajar para reconvertirse, lo que le ha permitido atraer corporativos de la talla de Google de Sundar Pichai y retener otros como McDonald´s de Steve Easterbrook.

Chicago tiene una añeja tradición arquitectónica. Surgió tras el incendio de 1871 y se ha arraigado, ya que igual existe una estrecha relación gobierno-IP para el desarrollo de proyectos urbanos que mantenga a esa urbe en la punta.

Para ello se cuenta con el World Business Chicago que preside Andrew Appel y cuyo director de iniciativas globales estratégicas es Andrew Spinelli. Es una APP, sin fines de lucro, orientada a empujar crecimiento económico y empleo.

Ahí participan 90 empresas y tiene una larga lista de logros, como la creación del emblemático Millenium Park del 2004. Se asentó en una zona muy poco atractiva de trenes y estacionamientos. Hoy el transporte se mantiene ahí pero es subterráneo y los ciudadanos ganaron un área verde. Vaya la ciudad tiene censados 1.8 millones de árboles.

Chicago ya se comenzó la planeación hacia 2050. Hay todo por hacer en sustentabilidad. Ya casi toda la ciudad usa “luces led”. También se trabaja permanentemente en modernizar el transporte. Su sistema de trenes no tiene nada que ver con el de NY que es viejo.

El jueves se inauguró el Chicago Architecture Center, museo futurista de dos plantas que diseño el arquitecto Ludwig Mies van der Rohe.

Esta visión hacia el futuro es algo que tendríamos que replicar en México, máxime que la CDMX es parte del programa “sister cities” (ciudades hermanas), relación que por cierto cumplirá 30 años en 2019.

Se están por iniciar los contactos con Claudia Sheinbaum, próximo timón de la CDMX. La idea es continuar la relación que hay con la capital y que se mantuvo con Miguel Ángel Mancera y planear los festejos.

Hoy con ese programa las empresas mexicanas tienen acceso a las herramientas que ha desarrollado el World Business Chicago para hacer negocios o para reproducir sus iniciativas.

Justo la llegada a esa ciudad de Kidzania de Xavier López Ancona para 2019 es otro caso de éxito del que pueden presumir Spinelli y su equipo.

Igual en el tema aeroportuario tan en boga por el NAIM, ahora mismo el O’hare Airport prepara la edificación de una nueva terminal que permitirá la conexión de todos los vuelos internacionales tanto de United como de American Airlines. Ambas tienen ahí su hub. Lo relevante es que participan de forma activa y se financiará con el TUA que pagan los pasajeros, otra demostración de la cooperación gobierno-IP.

En los últimos 7 años el World Business Chicago ha impulsado inversiones por 8 mil mdd. De ese tamaño.

EL FIN DE semana continuó la trama del TLCAN conforme al script. Como era obvio, Canadá no logró salvar sus diferencias con EU en tan poco tiempo y de inmediato Donald Trump inició las gestiones ante su Congreso para lograr el aval del nuevo Acuerdo EU- México que ya aceptó el gobierno de Enrique Peña Nieto, pese a que se acotará en el tiempo nuestro rol en la manufactura automotriz, incluso con topes. Tampoco habrá capítulo 19. Las controversias deberán dirimir en los tribunales de EU. Suscribir un bilateral será un golpe al multilateralismo. Por si fuera poco no habrá muchas garantías frente a un Estado proteccionista. Ya sin aliado nuestra posición negociadora se debilitó. Antes del TLCAN, Canadá ya tenía un acuerdo comercial con EU y la lista de líos comerciales era larguísima. De ahí el recelo de Justin Trudeau en una situación que se reproducirá con México. Así que poco que celebrar, más allá de la euforia de Ildefonso Guajardo, Luis Videgaray y el “cuarto de junto” a cargo de Moisés Kalach, máxime que no hay muchos indicios de la aportación al crecimiento futuro con el nuevo convenio. Queda por ver si Trump salva la frontera legislativa y si Canadá logra sumarse. De ser así quizá la película sería otra.

SIN DECIR AGUA va hace unos días Alfredo Del Mazo inició el cobro del 4.5% de IEPS a vinos y licores en el EDOMEX. La industria como le adelanté se apresta a interponer amparos. Se cree que hay altas probabilidades de que procedan porque la disposición es confusa. Se deja fuera centros de consumo y se aplica al comercio, más no hay claridad. Tampoco hubo dialogo con las agrupaciones de los afectados como CIVYL que preside Erik Seiersen. Así que en una de esas la recaudación prevista solo un espejismo.

EL AÑO PASADO Starbucks de Kevin Johnson decidió cerrar la cortina de Teavana, tras 5 años de probar el concepto. El proceso que incluyó EU, Canadá y México ya concluyó y se perdieron más de 3 mil empleos. Aquí Mario Consuelo quien representaba a Teavana ya también ajustó la red de 23 a 19 puntos y el fin de semana comenzó una ruta propia bajo la marca Izlah. Habrá que ver.