Redacción

Río de Janeiro, Bra.- La mansión de Magaratiba, Río de Janeiro, en la que reside el futbolista Neymar Jr fue el punto clave de una intensa polémica en Brasil, luego que se diera a conocer su magna fiesta con hasta 500 invitados.

Con la intención de celebrar Navidad y Año Nuevo, el jugador brasileño decidió llevar a cabo un magno evento que tendrá duración de cinco días, a partir de hoy, y con aproximadamente 500 invitados. Así lo reveló el periodista Ancelmo Gois a través de su columna en el medio nacional O Globo.

Esto, aunque para prevenir la filtración de imágenes o videos, la celebración establecía como “protocolo de seguridad” el no usar sus dispositivos móviles durante el evento.

Al respecto, en redes sociales las personas han manifestado su disgusto contra el atacante del París Saint-Germain, donde incluso lo han bautizado como “el imbécil del día”.

ndr