Redacción

Ciudad de México.- La variante ómicron tiene muchas mutaciones y se propaga rápidamente, por lo que expertos recomendaron evitar los cubrebocas de tela y en su lugar usar aquellos cuyos materiales brinden mayor protección.

De acuerdo con Leana Wen, analista médica de la cadena CNN, “los cubrebocas de tela son poco más que decoraciones faciales” y “no hay lugar para ellos mientras aumenta la presencia de la variante” detectada por primera vez en el continente africano en noviembre de 2021.

También lee: Guanajuato duplica casos de Covid19 a dos días de confirmar Ómicron

Leana Wen mencionó que las personas deben utilizar cubrebocas de al menos tres capas y que en caso que quisieran utilizar cubrebocas de tela, éstos deberán colocarse sobre los quirúrgicos.

Además, explicó que los cubrebocas como los N95 o KN95  tienen propiedades para evitar el paso de partículas pequeñas cargadas del virus en caso que haya personas cercanas que estén contagiadas.

Cabe recordar que la variante ómicron se caracteriza por una alta cantidad de mutaciones con una transmisibilidad que supera la de la variante Delta y tiene una mayor capacidad para esquivar la protección de las vacunas existentes. No obstante, los primeros datos sugieren una menor gravedad de la enfermedad en los pacientes infectados con la cepa Ómicron.

Ola llega a dos millones de casos

Foto: Cristina Muñoz

La actual ola de casos de Covid-19, asociada al auge de la variante Ómicron, sigue sin remitir y superó ya la barrera de los dos millones de contagios globales en las últimas 24 horas, según las cifras provisionales que muestra este jueves la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Las redes sanitarias nacionales reportaron a este organismo 2.29 millones de casos el 5 de enero, y desde que el 29 de diciembre se superara por primera vez el millón de casos diarios, esa barrera se ha rebasado durante siete jornadas (hasta entonces, el pico de la pandemia era de 900 mil casos diarios, en abril de 2021).

Te puede interesar: Ómicron: ¿Qué vacuna es más efectiva para la nueva variante?

Pese al fuerte aumento de casos, que duplican o incluso triplican los picos de oleadas anteriores, la cifra de fallecidos por la enfermedad se mantiene estable, con siete mil muertes globales registradas el 5 de enero, una cifra que entra dentro del promedio observado desde hace tres meses.

En el acumulado de una pandemia que ya entra en su tercer año, se han confirmado en el mundo los contagios de 293 millones de personas con COVID-19, de las que fallecieron 5.4 millones, un 1.8 por ciento del total.

ac