Redacción

Noruega.- Un short de licra y un top, así decidieron jugar de ahora en adelante las integrantes del equipo noruego de balonmano y con justa razón, pues las mismas deportistas aseguraron que el bikini las hacía sentir incómodas, “desnudas y observadas”.

De acuerdo a las reglas de este deporte, las jugadoras deben portar “un top ajustado y con el estómago al descubierto; el lado ancho de la parte inferior no debe superar los 10 centímetros“.

Las noruegas se hicieron acreedoras a una multa de 183 mil pesos (5 mil euros) por haber usado un short corto de licra en vez de una braga bikini en un partido contra España el pasado 18 de julio, en donde se disputaban la medalla de bronce del Europeo.

La falta será impuesta por la Federación Internacional de Balonmano quienes advirtieron que el no portar el uniforme con los requerimientos, cada una de ellas pagaría mil 183 pesos (50 euros); ellas sin problema lo aceptaron.

Sin embargo, no podrán continuar todo el torneo usando la licra, porque en caso de hacerlo, podrían ser descalificadas.

Aunque cabe recalcar que esto ya fue eliminado en el voleibol de playa en los Juegos Olímpicos por la Federación Internacional desde 2012.

dm