Redacción

Brasil.- Jair Bolsonaro, presidente de Brasil, no pensaba en hacerlo, promulgó el martes 29 de septiembre una ley que endurece las sentencias para aquellas personas que maltraten a los perros o gatos.

El presidente pensaba que vetaría esa ley, porque la consideraba muy exagerada, pues la penas son hasta de cinco años de cárcel.

Pero… “Quien abandona a un recién nacido tiene una pena de seis meses a tres años. Entonces, cómo quien maltrata a un perro o un gato va a pasar hasta cinco años en la cárcel”, dijo Bolsonaro.

Antes de ser aprobada, la primera dama se unió a una campaña en las redes sociales que pedía la pena, y publicó en su cuenta de Instagram una fotografía del presidente con un mensaje: “Haciéndole un cariño a mi papá Jair Bolsonaro para que sancione la ley que nos protegerá de los maltratos”.

“Quiero agradecer a todos los simpatizantes, protectores independientes y ONG. Hoy es un hito, podemos celebrar. Finalmente, después de décadas tendremos justicia para los animales“, publicó el diputado del partido Patriota, Fred Costa.

La Justicia de Brasil solo tenía la sentencia será de 2 a 5 años de prisión, además de una multa, y pérdida de la custodia del animal.

*Con información de debate.com

AC