Gilberto Navarro
Guanajuato.-
La recolección de basura en las comunidades sigue poniendo a la Dirección de Servicios Públicos en aprietos, debido a la falta de particulares que prestan este servicio.

La dependencia había permitido a particulares realizar el servicio a cambio de una propina, sin embargo, los recolectores dejaron de hacer esta labor debido a que, por la crisis económica generada por la pandemia, dejó de ser rentable.

Esta situación ha puesto a la dependencia a trabajar a marchas forzadas para garantizar el servicio, ya que tampoco se cuenta con recursos para contratar tolvas y choferes.

“Estamos cubriendo con rutas nuestras, estamos buscando particulares que estén interesados en ejercerla, creo que ahorita que ya se está recuperando la economía va a haber interesados en pedir la ruta, mientras estamos haciendo frente a las necesidades”.

Actualmente se están atendiendo 56 comunidades, cuando antes de la pandemia, en 24 comunidades había recolectores particulares.

Afirmó que la recolección de basura es un servicio indispensable y aunque es una sobrecarga de trabajo, no se puede dejar de lado.

“Nos pone en aprietos, pero tenemos que hacer el trabajo, desafortunadamente el asunto de la basura no se puede postergar y dejar para después, porque la basura se genera todos los días y tenemos que hacerle frente”.

MD