No hay razón para alza de precios: especialista de UG

Lari Viiant considera que la falla está en la estrategia de distribución. Foto: Lourdes Vázquez

Lari Viianto, profesor de departamento de DCEA en la capital comentó que el problema de abasto de combustible en el país es un problema logístico y de falta de planeación

Lourdes Vázquez

Guanajuato.- El desabasto de gasolina que se está viviendo en la entidad y en varios puntos del país es un problema logístico y de falta de planeación que no ha traído como consecuencia el incremento en el precio del petróleo y por lo tanto no tendría que haber un encarecimiento o desabasto de alimentos y otros productos, eso depende del proveedor de éstos, opinó Lari Viianto, profesor de departamento de Economía y Finanzas de la División de Ciencias Económico Administrativas (DCEA) de la Universidad de Guanajuato (UG).

“Gasolina hay, no es que no haya gasolina sino que esa gasolina no está llegando a las gasolineras y eso está generando el problema, pero eso es mucho menos grave que el caso de no tener gasolina; entonces la gasolina sí hay, la cuestión es que la logística para que llegue de manera suficiente a las gasolineras es lo que está fallando y eso tiene que ver con el tema de los ductos (…) y el huachicoleo es lo que ha generado toda esta problemática, entonces luchando contra eso es por lo que se opta por el corte”.

Ante ello, consideró que lo que se tenía que haber previsto eran las alternativas de distribución principalmente en pipas para hacerlas llegar a tiempo a las estaciones de servicio.

El especialista señaló que la solución del problema no requiere mucha complejidad aunque si resulta complicada, por lo que consideró se podría resolver en cuestión de semanas; no obstante dijo que si el desabasto en Guanajuato se prolongara por meses entonces sí habría encarecimiento y escasez de otros productos.

“El transporte de mercancías se debería considerar dentro de esa prioridad porque si no sí podríamos llegar al tema de que no es que tampoco tengamos productos sino que el producto no llega al mercado (…) si eso no se arregla en un plazo corto habría que disponer de medidas para asegurar que el transporte de mercancía no sufra graves problemas”.

Mencionó que aunque no estima que se vaya a presentar desabasto en otros productos si éste se llegara a dar en tiendas ahí depende de los dueños de los establecimientos, “el señor de la tienda va a subir los precios para aprovechar el hecho, porque a él, el producto le va a costar lo mismo, ahora si hay poco producto y él ve que hay un exceso de demanda puede intentar aprovechar ese momento para subir sus precios”.

Pánico innecesario

Lari Viianto agregó que por ahora resultan innecesarias las compras de pánico tanto de gasolina como de alimentos u otro tipo de productos.

“Las compras de pánico yo las encuentro naturales porque a la gente le entra el pánico, pero son innecesarias y están causando que el problema se agrave, pero depende de cada una, hay gente que a lo mejor necesita la gasolina de manera desesperada y este señor es el que va a intentar acaparar para no sufrir el problema y esto es una cuestión que se contagia y se generan disturbios y una falta de producto más grande de la que debería haber”.

A decir del especialista no hay necesidad de que la ciudadanía se tenga que abastecer de víveres y provisiones, “no hay necesidad, si esto se alargara meses probablemente llegaríamos a esa situación”, aunque espero que el problema no se alargue meses porque, “creo que ésta es una situación puntual que se deriva justamente de limpiar los ductos por así decirlo, de limpiar las tomas clandestinas, es una cuestión de semanas”.

*EZM