Redacción

Guanajuato.- Ni el Área Natural Protegida de la Presa Neutla, ni los poblados aledaños del municipio de Comonfort fueron contaminados por actividad minera, como lo acusó el año pasado el Ayuntamiento de Comonfort. Esto, según el resolutivo de la delegación de Profepa,emitido a finales del año pasado y después de 8 meses de investigación.

El 30 de Abril de 2020, el presidente municipal de Comonfort, José Carlos Nieto, denunció ante Profepa y Conagua a la empresa Minera Adularia Exploraciones de contaminar un cuerpo de agua con descargas de residuos.

A partir de ese momento, el Ayuntamiento emprendió una serie de acciones y declaraciones contra la empresa minera que hace trabajos de exploración en el área.

Este medio solicitó información sobre las inspecciones que en Mayo del año pasado realizó Profepa y durante meses se recibieron evasivas de parte de la autoridad.

No fue hasta inicios de este año, cuando este medio consiguió una copia del resolutivo de Profepa, emitido con fecha 14 de Diciembre de 2020, en el cual exoneran a la empresa minera de cualquier responsabilidad y, de hecho, no encuentran rastros de posible contaminación.

El caso de Minera Adularia y las falsas acusaciones en su contra no sólo dejan ver el error en la acusación del ayuntamiento, sino la falta de personal y capacidad para resolver un posible delito ambiental, que en caso de haber sido cierto, hubiese pasado muchos meses sin detenerse.

Hasta el momento, ni la Profepa ni el Ayuntamiento de Comonfort han declarado al respecto de esta resolución de la cual tienen copia desde el momento de su emisión el año pasado.

ndr