María Espino

Guanajuato.- El Gobierno municipal no puede hacer nada en el caso de las familias que aseguran que sus viviendas presentan daño estructural a causa de las detonaciones que se efectúan durante los trabajos de exploración en la mina de Cata, ya que no existe una denuncia directa de los afectados.

Juan Carlos Delgado Zárate, titular de la dirección de Medio Ambiente y Ordenamiento Territorial (MAOT), explicó lo anterior y precisó que, de intervenir, sería a solicitud directa de alguno de los afectados y sería para fungir como intermediario entre la empresa minera y los afectados.

Zárate señaló que ni personal de la dirección a su cargo ni de Protección Civil acudirían a Mineral de Cata a realizar alguna inspección hasta que los interesados hagan la respectiva denuncia y soliciten el apoyo de manera directa a la administración municipal, por lo que resaltó que sólo atenderán a solicitud expresa de la ciudadanía.

También puedes leer: Se cuartea Templo de Valenciana por detonaciones en las minas

“No tenemos una petición real, patente, de parte de los ciudadanos; en un momento dado hay toda la disposición de la administración para poder ser mediadores con el tema de detonaciones (…) sólo se actuará a solicitud de los ciudadanos”.

Tampoco pueden hacer intervenir en el tema de los templos del Señor de Villaseca, ubicado en Mineral de Cata, ni el de San Cayetano, ubicado en Valenciana, ya que son edificios que están bajo protección del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y es el instituto el que debe atender el tema.

Finalmente, el funcionario municipal manifestó que el tema de las detonaciones provocadas por los trabajos de exploración en las minas es un tema recurrente a la que la mayoría de la población que por generaciones han vivido en la capital ya se han acostumbrado y no hay quejas al respecto.

EZM