Redacción

Ciudad de México.- La ropa es otro lenguaje, a través de nuestros atuendos rompemos estereotipos y hasta la barrera del tiempo. Mila, Rebecca y Carolyn lo demuestran.

Mila Povoroznyuk

La ucraniana Mila Povoroznyuk lleva al extremo su gusto por lo vintage. Todas sus prendas están inspiradas en los siglos XVIII y XIX.  Ella confecciona algunas, así que invierte mucho tiempo y dinero en mantener su estilo de vida.

Enamorada de la estética de la época eduardiana, no viste de otra forma desde hace años.

Sombreros, guantes, vestidos, abrigos, zapatos y hasta ropa interior, conforman la colección que presume en su cuenta de Instagram, donde la siguen 109 mil personas.

Mila inició su propia boutique vía Internet, llamada ‘Gibson girl dress’.

Rebecca Lord

Los siglos XVIII y XIX también apasionan a Rebecca Lord, joven norteamericana que comenzó confeccionando vestidos para sus muñecas de porcelana y llevó la afición más allá.

Su estilo es una colorida mezcla, pues le gusta la moda de los años cuarenta y cincuenta. El objetivo de sus atuendos es rescatar la feminidad y la elegancia.

Rebecca tiene un blog donde comparte consejos de moda y arreglo personal, fotografías de la ropa y accesorios que ella misma fabrica, e imágenes que la inspiran.

La belleza está en los detalles, nos prueba esta chica, y ella no descuida ninguno. 

Carolyn Anne Dowdell

Y desde Canadá, Carolyn Anne Dowdell. Esta mujer no le teme a la elegancia ni a la exageración, con tal de recrear atuendos fieles a la historia.

En su cuenta de Instagram comparte imágenes de sus elaborados peinados y maquillajes. Plumas, abanicos, caudas, terciopelo y brocados por doquier. Las piezas que viste son verdaderas obras de arte. No parecen cómodas, pero qué más da cuando se cumple un sueño.

Carolyn es parte de una comunidad también enamorada del pasado, que se reúnen para recrear otros tiempos.

LC