Agencias

Huixtla, Chiapas.- “No era necesaria la violencia, nosotros no íbamos a correr y no íbamos a hacer nada porque estábamos con niños”, denuncia Alejandra Gutiérrez, migrante venezolana que perdió a uno de sus cuatro hijos en el operativo que realizaron la madrugada de ayer el Instituto Nacional de Migración (INM) y la Guardia Nacional (GN) para suprimir la cuarta caravana que salió el sábado de Tapachula.

Alejandra dijo que viajaba con su esposo, sus cuatro hijos —de 13, cinco, tres y un año de edad—, su madre y hermana; responsabilizó a los agentes del INM de haber perdido a Alexi, de tres años.

Relató que, junto con su familia, se separó de la caravana en el operativo y se resguardaron para evitar los golpes y entregarse de forma voluntaria, pero una agente migratoria “de cabello amarillo y gorda” —describió— tiró al piso a su hija de 13 años, que llevaba al niño más chico.

“Yo tenía a mis dos niñas agarradas, la de cinco y la de tres años, y a mí me agarraron (los de migración) por una mano y me hicieron que la soltara. Les gritaba que me dejaran agarrar a mi niña y no me dejaron”, narra entre el llanto y desesperación de no saber qué pasó con su hija.

La familia se entregó para volver a Tapachula y buscar a la pequeña Alexi, pero hasta ayer por la tarde no la habían localizado. Su caso no fue el único. El llanto de los niños y los gritos de las madres fueron constantes.

Eran las 05:30 horas y los integrantes de la cuarta caravana migrante, que pasaron la noche bajo el techo de la cancha de basquetbol de Huixtla, se preparaban para seguir su camino hacia el norte cuando fueron sorprendidos por unos 300 elementos del INM y la GN.

Los antimotines hicieron vallas con sus escudos y rodearon a los migrantes, entre hombres, mujeres con niños o embarazadas. Ninguno escapó de los empujones y golpes.

En medio del caos, unos 300 migrantes huyeron al río Huixtla, las vías del ferrocarril y la zona montañosa, hasta donde fueron perseguidos. Al menos 200 migrantes fueron detenidos y varias familias se entregaron.

Una hora después, unos 300 migrantes lograron reagruparse y se enfrentaron con piedras y palos con agentes migratorios y la Guardia Nacional, tres de estos últimos resultaron heridos.

Cuando se retiraron las fuerzas federales, unos 60 extranjeros se refugiaron en la iglesia San Francisco de Asís, donde el párroco Heyman Vázquez les ofreció alimento.

“Lamentablemente, creo que con estos operativos estamos volviendo a ese trato cruel e inhumano que se le daba a los migrantes en los años 2003 a 2010, porque con la Ley de Migración como que avanzamos un poquito en el respeto a los derechos humanos de los migrantes, pero estamos retrocediendo nuevamente”, dijo el sacerdote, fundador del albergue para migrantes del municipio de Arriaga.

Proponen grupo fuente

Personal del INM y GN persiguen a migrantes de la cuarta caravana migrante que salió el sábado 4 de septiembre de la ciudad de Tapachula rumbo a la CDMX. Domingo 5 de septiembre de 2021. Foto: Especial

El sacerdote Alejandro Solalinde Guerra propuso crear un grupo puente que atienda, escuche y oriente a los haitianos, hondureños, venezolanos, salvadoreños y guatemaltecos que quieren cruzar México y llegar a EE. UU.

Ese grupo puente, que se dirigiría a las autoridades federales involucradas en la política migratoria, podría integrarse con los coordinadores de albergues, agentes de la Pastoral del Episcopado Mexicano, defensores de derechos humanos y académicos.

El fundador del albergue ‘Hermanos en el camino’, en Ciudad Ixtepec, opina que las autoridades no deben inmovilizar a los migrantes en la frontera sur porque es como si quisieran “meterlos en un corral”, y eso atenta contra sus derechos humanos, va contra su dignidad porque son seres humanos que vienen huyendo de la pobreza y de la violencia.

Agencias de la ONU y organizaciones humanitarias han alertado sobre la urgencia de tomar nuevas decisiones para descongestionar el actual sistema de refugio y asilo mexicano. Advierten que la contención migratoria no es la respuesta eficaz para resolver estos flujos.

ac