Lourdes Vázquez

Guanajuato.- Los resultados obtenidos en la elección del 6 de junio son inapelables ante la decisión del electorado “que no se equivoca, que premia o castiga cuando es debido”, afirmó el diputado local del del PRI, José Huerta Aboytes.

Durante la sesión del pleno del Congreso del Estado, el legislador priista refirió que el proceso electoral no tiene porque judicializarse para ganar en los tribunales lo que no se pudo ganar en las urnas; por lo que señaló que “la ciudadanía manda y tenemos que someternos a sus dictados”.

En tribuna, José Huerta refirió que luego de la jornada electoral del 6 de junio, ni la violencia que se manifestó en las campañas electorales ni la pandemia que continua latente evitaron que miles de mexicanos acudieran a las casillas a emitir su voto en donde manifestaron la voluntad de conseguir los equilibrios que está reclamando la política actual.

Señaló que, ante los resultados obtenidos en los ayuntamientos y en la elección de diputados locales en donde el Partido Acción Nacional conservó la mayoría en Legislativo, Huerta Aboytes dijo que “la ciudadanía se ha expresado y no tenemos más que aceptar su mandato, sin prejuicio de que quienes tengan legitimación y fundamentación de causa puedan acudir a los tribunales”.

Celebró que uno de los resultados más gratificantes es que la mitad de la población de Guanajuato será gobernada por mujeres. 

En el panorama federal, Huerta refirió que, en los comicios del 6 de junio, la voluntad ciudadana decidió que ninguna fuerza política, por sí sola, o con los votos de sus actuales coaligados pueda cambiar la Constitución.

“De ello depende que la Constitución de 1917 mantenga la estructura esencial que le dio el Constituyente originario o que se siga manoseando caprichosa y arbitrariamente el contenido, sentido y finalidad de las decisiones políticas fundamentales”.

LC