Redacción

Argentina.- Alan Tejada, un niño de 13 años, este martes cayó de un tren cuando jugaba con sus amigos, en una localidad de la provincia argentina de San Juan, se recupera en un centro médico.

“El niño pasó una buena noche, no se encuentra con respirador ni otra medida extrema. Además, se encuentra lucido, colaborador y compensado”, reportó el medio sanjuán.

Esto ocurrió en la mañana del martes, en la localidad La Cañada, en el departamento Albardón. El niño Alan con sus amigos jugaba a subir y bajar de un tren, que transportaba piedra caliza, cuando se resbaló y cayó a la vía.

El niño fue trasladado en una ambulancia al Hospital Doctor Guillermo Rawson, en la ciudad de San Juan, donde tuvieron que amputarle los pies para evitar una infección. Los médicos cortaron la pierna izquierda por debajo de la rodilla y el pie derecho cerca del tobillo.

Raúl Tejada, el papá de Alan, se enteró de lo sucedido cuando llegó a su vivienda, tras pasar el día buscando un trabajo.

“Todos los niños del barrio van a jugar habitualmente ahí y se cuelgan del tren, como viene despacito, porque la estación está cerquita. Más arriba se bajan cuando el tren empieza a tomar velocidad”, relató Raúl al Diario Huarpe.

Para recuperación del niño, el padre, de 53 años, informó que necesitan donadores de sangre, de cualquier grupo.

*Con información de Debate

AC