Conjuntar labores de las instituciones públicas dirigidas a multiplicar los beneficios sociales de las acciones correspondientes. Es la transversalidad.

El Artículo 7° de la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, relativo a niños y niñas con esta condición de vida, establece el llamado a las distintas autoridades a privilegiar sus objetivos para que todos los niños y las niñas con discapacidad “gocen plenamente de todos los derechos humanos y libertades fundamentales, en igualdad de condiciones, con los demás niños y niñas”.

Y lo anterior debe garantizar la visibilización de los Derechos Humanos con enfoque en materia de discapacidad. Se trata sin duda de tutelar el interés superior de niñez y adolescencia, lo que debe ser una acción prioritaria.

En este contexto, en Guanajuato Incluyente se impulsan acciones institucionales de manera permanente, y en los próximos días tendrá lugar, de manera coordinada entre el Sistema de Protección de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, así como el Instituto Guanajuatense para las Personas con Discapacidad, una de éstas.

Fortalecer esta transversalidad en la labor cotidiana de gobierno, implica efectivamente un trabajo conjunto y coordinado: en nuestro ámbito de competencia, de tener una perspectiva y un enfoque integral de derechos a niñas, niños y adolescentes con la condición de discapacidad.

Nos reúne entonces el objetivo de la sensibilización y difusión de sus derechos, en pro de tutelar el interés superior de la niñez y adolescencia, así como de jóvenes y personas adultas garantizando la visibilización de los Derechos Humanos con Enfoque en materia de Discapacidad.

Con la Jornada de Capacitación que se realizarán a lo largo de esta semana, una cada día para cubrir las distintas regiones, Guanajuato Incluyente refrenda su compromiso sobre la materia.

La participación del Sistema Estatal de Protección de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, así como a las y los titulares de las Procuradurías Auxiliares en los municipios, robustece sin duda este esfuerzo institucional.

Destaco también la participación de quienes integran la Red de Promotores de Inclusión a la Vida de los distintos municipios, piezas fundamentales para llevar la labor de inclusión social a las diversas regiones de nuestro querido Guanajuato.

Es esta parte de las atribuciones institucionales: impulsar la perspectiva de discapacidad en la labor de gobierno y esto implica que la vida institucional, que la vida pública, cuenta con acciones dirigidas al respeto de los derechos de las personas con discapacidad, fomentando su inclusión social plena: así consolidamos a Guanajuato Incluyente. Hasta la próxima.