Redacción

León.- El lunes pasado una pequeña de solo 11 meses sufrió quemaduras de segundo grado durante un accidente al interior de su domicilio.

Se informó que la niña se encontraba en casa de León cuando tuvo un accidente y terminó quemándose con el caldo que preparaba su madre.

Pero, gracias al apoyo de la SEMAR, el Bajío Shrine Club con Anezeh Shriners México y el Shriners Hospitals for Children de Galveston Texas, se logró que la menor fuera ingresada con éxito y recibiera la atención necesaria para su pronta recuperación.

También se informó que el Aeropuerto del Bajío facilitó el traslado de la niña.

También lee:

LC