María Espino

Guanajuato.- La familia Ibarra, a nombre de la señora Candelaria Galindo, señalada por vecinos de Trasladera del Panteón de vender pirotecnia de manera clandestina.

Sostuvo que la acusación es falsa y se deslindó del tema asegurando que por esa zona hay vecinos como Miguel Garcés que amedrenta a los niños que juegan en la calle y queman pirotecnia, de la que aseguró, compran en otros callejones.

Esto luego de que correo publicara una denuncia anónima que aseguraba que en el número 20, en donde vive Candelaria Galindo, se vende pirotecnia de manera ilegal y los niños que la queman generan molestias para muchos vecinos y que padece alguna enfermedad.

EZM

Por si no lo viste: