Niegan a los Zermeño cambio de domicilio para el Club Social y Deportivo León

Foto: Cristina Muñoz

Óscar Jiménez

León.- A los integrantes del Club Social y Deportivo León A.C., encabezados por Roberto Zermeño y Héctor González, les fue negada la solicitud de cambio de domicilio de la asociación, que habían tramitado ante el procedimiento en la Dirección General de Registros Públicos de la Propiedad y Notarias.

Mediante una asamblea extraordinaria celebrada el pasado 13 de octubre de 2021, se planteó dentro de la orden del día, la propuesta para el cambio de domicilio social de la asociación, lo que implicaba una modificación a la escritura pública que se firmó el 23 de agosto de 1945 y desde la cual se mantenía la ciudad de León como sede de la organización.

Para la ocasión asistieron los asociados Héctor González (presidente), así como también Roberto Adán, Abraham Rafael, Hugo Daniel, José y César Jacobo Zermeño, y Alberto y Carlos Alberto Rosales, que forman parte la asociación según lo que se ha planteado.

Foto: Jazmín Castro

“Fue para poner tierra de por medio, para así dejarnos peleando sabe con quién y ellos se irían a México. Eso nos da tranquilidad para socios y dueños de palcos y plateas porque el terreno está parejo y vamos a seguir”, señaló Octavio López de Alba, abogado defensor del grupo de socios fundadores y dueños de palcos y plateas del Estadio León, sobre las implicaciones de un cambio de domicilio en la asociación.

Sin embargo, desde las oficinas del registro público se les negó el cambio de domicilio a los interesados, por lo que tendrán que seguir ‘operando’ desde la ciudad de León; “Nos acababa, pero como ya dijo el registrador público que no se va de León, es lo que ahora tenemos”, finalizó López de Alba.

Larga travesía

Desde el pasado 3 de septiembre se ordenó archivar y poner fin al litigio relacionado al Estadio León y terrenos aledaños, que recientemente compró Grupo Pachuca a través de Fieracapital Inmobiliaria al Club Social y Deportivo León A.C. encabezados por Roberto Zermeño.

Esta acción culminó parcialmente con el juicio que se abrió prácticamente desde el cerrojazo del fideicomiso. Sin embargo, los archivos no se destruirán debido a que la jueza a cargo consideró el asunto de “demasiada trascendencia e importancia social”, por lo que, de acuerdo a lo acordado por la Suprema Corte de Justicia de la Nación, éstos se deben salvaguardar.

Foto: Especial

Ante esta acción, el grupo de palco habientes, dueños de plateas y socios fundadores irán por lo que ya habían anunciado desde hace tiempo: la nulidad de todo el proceso.

Los socios fundadores señalaron desde julio que buscarían anular la compra, pues el procedimiento se argumenta como “ilegal”.