Yadira Cárdenas

Salamanca.- El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) entregó el cuerpo de Esther Montenegro Pizano a sus familiares, luego de que falleciera el pasado domingo y se les indicara que a causa de Covid-19 cuando había ingresado por una operación de rodilla. De acuerdo a familiares, finalmente se les dijo que la causa de muerte fue indeterminada, por lo que interpusieron la denuncia por negligencia médica.

El pasado domingo, la familia Flores Montenegro fue informada sobre el fallecimiento de la madre de familia que había ingresado hace 22 días por una operación de un tumor en una rodilla. Pero esto causó desconcierto al señalarles que la causa había sidoCovid-19, aun cuando sus hijas habían estado al cuidado de la mujer en su cuarto hasta el pasado viernes y que posteriormente la aislaran hasta que se les notificó la muerte.

Tras insistir en solicitar el parte médico o la autopsia de la mujer de 61 años, el pasado lunes se les notificó que se hicieron pruebas y la causa no fue Covid-19, por lo que se les haría entrega del cuerpo. Sin embargo, tampoco quedó clara la causa del fallecimiento.

“El papel que nos dieron dice causa indeterminada, luego que según le dio un infarto… pero ¿por qué nos engañan y por qué no se atendió como debía? Eso es lo que reclamamos porque esto no se acabó aquí, mi mamá estaba bien y consciente, platicaba y no se quejó de nada, solo de la rodilla”, comentó.

Denuncian negligencia

El pasado martes por la noche llegó el cuerpo de Esther Montenegro a su domicilio donde fue velada por sus allegados  y este miércoles, después de una misa de cuerpo presente en la comunidad Zapote de Palomas, su familia le dio sepultura en el panteón municipal de Juventino Rosas.

Sin embargo, la familia continuará con la denuncia que interpuso ante las autoridades y se investigue hasta las últimas consecuencias el fallecimiento de la mujer.

“No queremos que esto se quedé así, queremos saber qué paso y que más personas no pasen por lo mismo”, sentenciaron.

NDR