Nayeli García

Irapuato.- “A mí en lo particular ni me interesa que se haga, nunca ha sido de mi interés, es de mi interés personal que la comunidad esté bien”, aseguró el alcalde Ricardo Ortiz Gutiérrez ante la petición que hizo al Iplaneg para que el predio del Varal en donde la empresa PASA construiría el relleno sanitario conserve un uso de suelo agrícola.

Esto luego de que el Juzgado Noveno de Distrito concedió la suspensión definitiva del relleno sanitario de Aldama que sería construido en 62 hectáreas por la empresa Promotora Ambiental La Laguna (PASA), falló que señaló el presidente municipal que no afecta en nada al Municipio, pues lo único que el Gobierno Municipal hizo fue dar seguimiento a una petición particular que al final incumplió las condicionantes.

“Nosotros nunca tuvimos ese interés, es un particular que pidió un permiso para un relleno, no público, un relleno privado de elementos no riesgoso, ellos se dedican a eso, nosotros lo que hacemos es recibir los trámites y darles el seguimiento”, puntualizó Ricardo Ortiz, quien dijo que se hizo más alharaca del tema de lo que realmente hay y se  distorsionó la información en donde oportunistas políticos sólo buscaron reflectores y contaminaron el tema. 

Comentó que la petición que se hizo al Iplaneg, que es la instancia que finalmente autoriza los uso de suelo estuvieron encaminados a la observación de seis o siete zonas, entre ellas Aldama en donde se reconsideración la vocación propuesta para esos espacios, y se pidió en este caso conservar un uso de suelo agrícola.

Ante los comentarios de Virginia Olmos sobre la petición de la comunidad de un acta definitiva en la que se diga que el relleno fue cancelado al igual que todos los permisos, el presidente municipal consideró que con el documento que les presentó a los habitantes de Aldama de la petición que se hizo al Iplaneg para conservar el uso de suelo agrícola de la zona, da por cumplido su compromiso con ellos y cierra el tema.

“Yo veo muy difícil que se pueda llevar a cabo ese relleno, pero también hay una situación, yo con lo que entregue es más que suficiente porque además es un compromiso del alcalde, y la otra con la que deben de estar tranquilos es que no hay aprobación del Ayuntamiento y mientras no haya no pueden poner ni un solo ladrillo”, consideró.

Dijo que de llevarse a cabo el proyecto sería bajo riesgo de la empresa PASA, pues cuando se otorgaron los permisos se dieron bajo ciertas condiciones como la accesibilidad y la consulta pública, la cual era responsabilidad de la empresa y no lo hicieron y por parte del Municipio no hay ninguna obligación con ellos por esos permisos, por lo que descartó una posible demanda en su contra por parte de los particulares.

“Si quieren demandar están en todo su derecho, pero yo no veo porque, porque al final de cuentas ellos fueron los que  incumplieron los compromisos que vienen en el MIA (Manifestación de Impacto Ambiental) principalmente en el tema de la socialización, así que ellos sabían que si se dieron permisos condicionados tenían que cumplirlos”, advirtió Ricardo Ortiz.