Yadira Cárdenas

Salamanca.- Ni la pandemia y la baja temperatura que se registró este viernes por la mañana impidió que salmantinos caminarán varios kilómetros hasta llegar al Santuario del Señor del Hospital.

Contrario al año pasado que la parroquia se mantuvo cerrada como medida preventiva para evitar contagios de Covid-19, en esta ocasión y con el Semáforo Estatal para la Reactivación Económica en Amarillo en Alerta, el santuario se mantuvo abierto, y aunque el llamado en días previos fue el evitar peregrinaciones, las familias viajaron desde sus comunidades a pie.

En la carretera a Juventino Rosas, feligreses provenientes de las comunidades San José de la Montaña, Valencia, Santa Rita, Zapote de Palomas, San Rafael de Cerro Gordo, Cerro Gordo, El Divisador, entre otras, caminaron hasta más de 10 kilómetros.

El mismo escenario se observó en la carretera a las comunidades de la zona poniente, habitantes de las comunidades Mancera, Los Prietos, Loma de San Antonio, La Capilla, entre otras, caminaron con la fe de visitar al Cristo Negro.

Autoridades de la parroquia mantuvieron el orden y las medidas sanitarias para la visita, con la medición de la temperatura, proporcionando gel antibacterial y evitando que las personas se queden dentro del templo, para que las filas fluyan rápidamente.

Te podría interesar:

SZ