Agencias

Australia.- La espalda de Rafael Nadal le permitió lograr un nuevo triunfo para clasificar a la tercera ronda del Australian Open, su víctima fue Michael Mmoh, a quien doblegó por 6-1, 6-4 y 6-2.

Además de su rival, el tenista español tuvo que lidiar con una aficionada que lo interrumpió constantemente e incluso lo agredió con señales obscenas, hasta que fue expulsada por seguridad.

“Soy un profesional y estoy aquí para aceptar todo lo que la han echado porque se lo ha ganado a pulso”, declaró Rafa Nadal tras el partido. Ocurre y más si es alguien que no estaba del todo claro. Ha hecho lo que su estado le permitía y al final.

“Al fin y al cabo, me desconcentra a mí entre servicio y servicio pero el principal afectado es mi rival porque el juez me concede dos nuevos saques y realizo un ‘ace’”, agregó antes de concluir el asunto con que “no es nada más que una anécdota”.

Respecto a sus problemas de espalda, señaló que este viernes probará un nuevo tratamiento y que en el caso de que no funcione se encontrará en una situación límite. “Esperemos que las cosas mejoren”, confió, consciente de que se incrementa la dificultad.

EZM