Foto: Especial

Agencias

León.- El 3 de abril del 2003, Marcos Ignacio Ambriz iniciaba su carrera como director técnico.

Hace 18 años, Nacho debutaba al frente del Puebla perdiendo 0-1 ante los extintos Colibríes de Xochitepec. Y 18 años después: “seguimos aquí”.

El ahora técnico del León, hace una recapitulación rápida de su trayectoria: “Se han vivido muchas cosas, tragos amargos que he tenido en mi carrera, pero he crecido bastante. Ha pasado bastante tiempo, estoy contento ahora en el club que me ha permitido hacer mi trabajo y ser campeones”.

Fueron muchos años de trabajo antes de que llegaran los primeros logros: “En América fui campeón de la Concachampions, fue buen logro. A través de mis errores y mis fracasos las cosas ahora pintan de mejor manera.

“Cuando hago recuento de mi viva, tengo 40 años en el futbol mexicano desde que llegué al Atlético Español en su último año y sigo vigente, he ido corrigiendo errores, ya no cometo tantos. Me he rodeado de buena gente en todos los aspectos que me han ayudado a salvar fortalezas y esquivar debilidades  y eso me tiene contento, veo la importancia que tiene el entorno en el futbol de la prensa, de los dueños, de todo”.

Ambriz debutó como entrenador en Puebla, para después recalar en San Luis, Querétaro, América, Necaxa y desde el 2018, en León.

ndr