Onofre Lujano


Acámbaro.- A través del club ‘Amigos del ferrocarril’, los exferrocarrileros mantienen viva su historia con la muestra que realizan en la antigua estación ferroviaria en el museo ‘José Cardoso Téllez’, ahí se exponen trenes a escala, herramientas como el antiguo silbato que se escuchaba en toda la ciudad, fotografías, entre otros.


El lugar es un auténtico museo de historia del sistema ferroviario, desde el inicio de las locomotoras, la época revolucionaria, así como la construcción en los talleres de Acámbaro de dos locomotoras de vapor, la 295 y 296, que en su época fueron todo un acontecimiento por ser realizadas por trabajadores locales encabezados por el maestro mecánico José Cardoso Téllez, quien vivía frente a la estación del ferrocarril.

Actualmente el museo está dirigido por José Guadalupe Herrera y al cargo de Daniel Reynaert Lépere, y recientemente reabrió sus puertas por la pandemia para atender a los visitantes que vienen añorar los instrumentos, herramientas, la figura del garrotero y el trabajador de vía, patio y otros departamento que funcionaban en la época de los años 40. Los talleres de Acámbaro fueron los únicos de Latinoamérica que construyeron locomotoras de vapor. El público visitante puede encontrar accesorios de oficina, teléfonos y telégrafos de la época, y otros instrumentos de trabajo utilizados por los empleados del ferrocarril.


Una de las piezas más importantes de la colección es la máquina 296 llamada ‘La Fidelita’, inaugurada en 1944 por el entonces presidente de la República Manuel Ávila Camacho, la máquina se encuentra afuera de la antigua estación del ferrocarril y cada año en junio un se realiza un acto conmemorativo por ‘La Fidelita’. El museo abre de 10:00 a 14:00 horas toda la semana, aunque por la pandemia siguen suspendidas las excursiones de instituciones educativas.

AC