María Espino

Guanajuato.- Del 28 de Diciembre 2020 al 3 de Enero 2021 se recibieron en el Museo de las Momias de Guanajuato 9 mil 981 visitantes lo que se traduce en un aproximado de 500 mil pesos, lo cual significa un dato muy positivo en materia económica para los ingresos municipales.

El 2019 cerró con una recaudación de casi 45 millones de pesos, este 2020 debido al cierre que propició la pandemia del Covid-19, por casi seis meses, se estima que se dejaron de percibir unos 19 millones de pesos y este 2021 de acuerdo al panorama que se vive se augura que también sea un año difícil.

Jesús Antonio Borja Pérez, titular de Educación y Cultura municipal, informó lo anterior, resaltó que los datos antes referidos obtenidos en una sola semana representa un buen crecimiento al comienzo de este 2021 y anticipo que en próximas semanas con el regreso a clases virtuales y a trabajar se estima que el arribo de visitantes baje.

“Casi diez mil visitantes en una semana es muy buena cantidad para el Museo de las Momias en cuanto a visitantes; en un aproximado eso es unos 500 mil pesos en sólo una semana”.

Borja señaló que el Museo no cerrará sus puertas sólo se cuidará no rebasar la capacidad permitida por las condiciones de salud y el semáforo rojo en el que se encuentra el estado de Guanajuato además de vigilar que los visitantes apliquen los protocolos de prevención para evitar contagios como es el uso de cubreboca, mantener sana distancia, ingreso de grupos reducidos por recorrido.

El funcionario dijo que en lo que respecta al personal que labora en el museo así como a los guías de turista que operan a interior del recinto, han estado revisando las condiciones de salud y recordó que por parte de gobierno municipal se realizó la prueba Covid-19 a todos los trabajadores, pero señaló que en cuanto a los guías de turista que trabajan de manera independiente pues no tienen un control y resultaría difícil estar tratando de vigilar a todos o pedirles que se hagan las revisiones pertinentes por lo que exhortó a los guías que trabajan afuera del Museo a que hagan lo propio a fin de cuidar su salud y la de los demás.

“Hemos cumplido al máximo las indicaciones que nos han dado las autoridades sanitarias para que ingresen pocas personas por cada una de las salas, estar con las  islas desinfectantes; el semáforo rojo nos permite seguir operando al 20% de nuestra capacidad (…) estamos recibiendo entre 8 y 13 personas por sala”.

LC