Marcador Top 5

Murió Rafael Albrecht, uno de los defensores más aguerridos de la historia del Club León

Óscar Jiménez

León.- A causa de complicaciones por coronavirus, falleció durante este lunes por la mañana el histórico defensor de los Esmeraldas del León, Rafael Albrecht.

Uno de los defensores más aguerridos y destacados en la historia del futbol leonés, pero, además, de otras latitudes en el país y el continente, se había mantenido hospitalizado desde la semana pasada en el Hospital Español de Buenos Aires en Argentina, donde luchaba contra el virus que ha desatado la pandemia mundial en el último año. Sin embargo, las complicaciones del mismo le llevaron hasta la muerte a sus 79 años de edad.

“La AFA, a través de su presidente, Claudio Tapia, manifiesta su dolor por el fallecimiento de José Rafael Abrecht, reconocido exfutbolista del futbol argentino y la selección”, dio a conocer esta mañana la Asociación de Futbol Argentino, esto por la importancia del exfutbolista en la historia -también- albiceleste.

Rafael Albrecht, quien debutó a los 16 años en el Club Atlético Tucumán, para luego convertirse en una de las más entrañables leyendas del Club León. Foto: Archivo

En México, José Rafael Albrecht sólo militó en dos equipos durante un periodo similar; primero, en los Esmeraldas del León, de 1970 a 1974, mientras que a la postre cerraría su carrera con los Rojinegros del Atlas, de 1974 hasta 1977.

Previamente, había tenido actividades en el Atlético Tucumán -por ello, el apodo de ‘Tucumano’- en el cierre de la década de los 50, y, a principios de los 60, en Estudiantes de La Plata, para luego, tener su mayor aventura como futbolista con San Lorenzo de Almagro durante prácticamente 7 años, donde ganaría un título nacional.

Con el equipo del León, particularmente, se consagró como parte de los equipos campeones de 1970-1971, donde consiguieron la copa mexicana, además de la Supercopa, mientras que un año después, repetirían la hazaña.

Además de la férrea defensa que representó durante su paso por las canchas, las estadísticas también le posicionaron como uno de los defensores más efectivos, puesto que en su carrera deportiva marcaría 95 anotaciones en poco más de 500 partidos disputados. Le destacaba, la forma de pegarle al balón.

“Jugador extraordinario, de los mejores defensores en la historia del fútbol argentino, fue emblema de los Matadores que se consagraron campeones invictos en 1968”, dio a conocer San Lorenzo de Almagro sobre el jugador que también se caracterizó por su gran precisión para la ejecución de los penales.

Otras noticias