Redacción

Italia.- Carlo Acutis murió de una leucemia fulminante hace 14 años. Tenía apenas 15 años de edad, fue un joven que dedicó su vida a la iglesia, incluso era catequista.

Aunque nació en Londres en 1991, a los pocos meses su familia se mudó a Milán donde comenzó su labor religiosa. Aprovechando la tecnología hizo un proyecto que abordaba temas sobre fe; además creó un portal donde contaba milagros eucarísticos.

Tras su muerte, la imagen de su cuerpo le dio la vuelta al mundo, pues pareciera como si Carlo continuara con vida. Su cuerpo no se ha degradado, ni ha cambiado de color.

El 10 de octubre será beatificado; esto se había pospuesto luego de que la pandemia golpeara duramente a todo el mundo.

Su tumba fue abierta al público para que los fieles creyentes sean testigos de este hallazgo. Está localizada en el Santuario de la Expoliación y se cerrará el 17 de octubre.

Se han hecho trabajos sobre el rostro, y es bonito que por primera vez en la historia se podrá ver a un santo vestido con pantalones jeans, zapatillas de deporte y sudadera. Eso es un gran mensaje”, dijo el rector del Santuario del Despojo, en Asís, P. Carlos Acácio Gonçalves Ferreira.

DM