Gilberto Navarro

Guanajuato.- A seis años de que se sentenció al empresario Manuel Hernández Berlín, el municipio no ha podido cobrar más de un millón de dólares de regalías, por la exhibición de las Momias de Guanajuato en los Estados Unidos, y cabe la posibilidad de que no se pueda lograr el cobro.

En el 2009, la administración municipal de Eduardo Romero Hicks firmó un convenio con el empresario para que exhibiera 36 momias en los Estados Unidos, por lo que pagaría una parte de las regalías al municipio, lo que derivó en un juicio para obligar Hernández Berlín a pagar.

Al respecto, el Síndico Municipal, José Luis Vega Godínez, informó que, en el 2014, se sentenció al demandado a pagar 1. 33 millones de dólares, para lo cual la administración tiene hasta el 2024 para cobrarlo.

Pese a los esfuerzos que ha hecho el municipio para cobrar lo sentenciado, por medio de búsqueda de bienes, cuentas bancarias, incluso domicilios de Manuel Hernández Berlín, no se ha encontrado ninguno.

“No se le ha podido localizar, está escondido, a pesar de las consultas a las autoridades judiciales, fiscalías, comisión bancaria de valores, es posible que incluso no esté en México y no tiene bienes en México, es obvio que está jugándole a estar escondido y no tener bienes”.

Señaló que la última consulta se hizo en agosto del 2019 y con esta suman una docena de consultas de búsqueda de domicilios y cuentas bancarias a nombre de Hernández Berlín.

El síndico municipal, reconoció que seguirán intentando localizar al empresario, sin embargo, las posibilidades de que se pueda cobrar este dinero son bajas incluso puede vencerse el plazo para cobrar y no se cobre el dinero.

“No se la podemos perdonar, tenemos que seguir intentos para obtener un domicilio o conocer de sus bienes como lo hemos venido haciendo, pero al final, hay un principio en derecho que señala que nadie está obligado a lo imposible, mientras se mantenga escondido, está en situación de no cumplirnos, tenemos que admitir que la perspectiva es mala, este señor debe tener muy claro que su estrategia es esa”.

Explicó que pidió al director jurídico, buscar un despacho de cobranza muy especializado en perseguir fraudes y con la experiencia necesaria para poder encontrarlo, pero esto tendría un costo que tendría que asumir la administración municipal.

“Un ayuntamiento se dejó engatusar por un ladronzuelo y aquí estamos pagando los platos rotos, cuatro o cinco administraciones después”.

AC